Bienvenidos a este humilde pero sincero espacio. Aquí escribo mis pensamientos más profundos, cosas que me preocupan, algunas vivencias, historias que conozco... lo que me dicta el corazón para compartirlo con otras personas, es una manera de saber que no estamos solos en este mundo virtual y poder hacerlo más real y cercano. Me gusta escribir y me siento bien haciéndolo, ojala estás letras lleguen a ustedes como yo quisiera. Siéntanse libres de comentar lo que deseen. Gracias por estar aquí.

jueves, 21 de agosto de 2014

Tu amor hace que mi corazón palpite más rápido



Podría llenar todo un libro de textos inspirados por ti y para ti, hojas enteras de las ansias que despiertas en mí, letras que hacen estremecer mi cuerpo y de seguro el tuyo. Podría pintar nuestro mundo de mil colores y aún eso no sería suficiente para lograr expresar este gran amor que siento por ti.
Entre mis silencios, yo te amo, te venero, te cuido y te protejo. Entre mis sueños, levanto un templo para tenerte junto a mí. Edifico un rincón donde solo nosotros seamos la creación y la vida. Lo que siento por ti es algo intenso lleno de magia, es algo increíble lleno de dulzura, es algo inmenso lleno de ternura, es algo puro lleno de alegría, es algo sin límites lleno de encantos, es algo único lleno de esperanzas, tan real, tan profundo.
A veces siento que lo mejor es marcharme, dejarte ir, pero el amor que siento por ti es mas fuerte que todo lo que pueda imaginar o intentar hacer, siempre he sentido una mezcla de emociones que me hace amarte demasiado y al mismo tiempo sentirme aterrada al imaginar tu lejanía... te doy las gracias por tener tanta paciencia y haberme entregado tanto amor....
El amor que siento por ti es un milagro que me asoma todos los días a la vida, es un amor que despierta sueños y me hace volar por universos nuevos. Tu para mi eres todo... ilusión, compañía, amor, felicidad, querer, desear, amigo, compañero, caricia, beso, sonrisa, inspiración… me das fuerza cada mañana cuando te veo, me iluminas mis días, me das sonrisas, escucharte me apasiona, verte me ilusiona, es un día a día que hemos ido formando, una pasión que se esconde en nosotros, un amor que crece, un palpitar de corazón que me estremece... estas presente en todo aquello que me hace sentir y vivir, en todo lo que puedo hacer y tocar, estas en cada paso que doy y estas dentro de mi, en mi corazón.
El amor que siento por ti le da un nuevo significado a mi existencia, llena de luz mi camino, me renueva y me transforma. No lo puedo explicar… es la fuerza que le da a mi corazón una nueva razón para vibrar, es el que me impulsa a continuar a pesar de la oscuridad que se ve al final.
El amor que yo siento por ti está por encima de las cosas que rigen mi vida. Tu amor es el pálpito que da mi corazón desde el primer momento que me enamoré de ti, es esa fuerza que me hace seguir adelante, tu amor también son lágrimas de tristeza y alegría que si supieran hablar te dirían muchas cosas, tu amor es esa medicina espiritual que Dios te dio como el don de curarme… Tu amor para mí es alegría infinita, paz y descanso para mi alma, tu amor es mío, yo me lo gané, es mío y correspondo a ese amor lo mejor posible.
Mi amor por ti no tiene nombre, no sabe de silencios, ni de ausencias… tú me atrapas, me seduces, me cautivas, me hipnotizas, me embeleza y hace que me pierda mirando sin mirar disfrutando mas allá de lo que puedan ver mis ojos a veces cansados de tanto estar frente a la computadora. Cuanto aprendí a amarte, cuantas cosas aprendí a amar aun en la distancia. Más allá de cualquier tono eres parte de la gama de colores que le dan vida al mejor de mis cuadros hecho letras. Mi amor por ti se duplica, se multiplica como los granitos de arena en el mar, en mi playa… me hace brillar, me anima y me permite volar sintiéndome libre para poderte amar una vez mas.
El amor que siento por ti fluye por mis venas, se nota en mis ojos, que se inundan de luz cada vez que te ven... Este amor creció y creció desde aquel instante, en que nuestros caminos se cruzaron... Doy gracias a Dios porque el amor que siento por ti es correspondido, gracias por amarme con la misma pasión que yo te amo a ti...
En fin, que mas puedo decir, que me alegras mis momentos, cortos pero intensos, esos ratos que pasamos, esos momentos de amor que disfrutamos, que dejamos marcado para siempre.... Tocas mi cuerpo y me besas con dulzura, haces que mi piel se erice y estalle de pasión. Me haces tuya y en un gemido brota el placer... Tu, amante de mis sueños que robas mi tranquilidad, que excitas mi calma... y me haces el amor hasta el cansancio.
Estoy empapada de ti... estás en mis manos, en mis labios, en mis ojos, en mi lengua, en mi aliento... Somos cómplices de una nueva forma de amar, donde nos dejamos llevar por el sentir, sin restricciones, sin prejuicios... sin pudores... Dos cuerpos que en la entrega se sienten... se moldean, se descubren... y tus besos... suaves, tiernos, fuertes, poderosos, intensos... la excitación nace tan solo al roce de tus labios. Poderosa excitación que a mi mente abandona, impetuosa me visto de ella y dejo que me arrastre a tu cuerpo... Descomunal pasión que despierta tu mirada, tus caricias, tus besos... Y el universo estalla y solo tú y yo somos los responsables... anclado estás en mi y yo en ti.
Eres mi alma y mi ser. Tu voz me desnuda el alma y el cuerpo, tu risa vibra en mi corazón hasta dejarme sin aliento… tu mirada la siento profunda, muy dentro, alejando mis lamentos… tus brazos, sin verlos, me rodean y ahuyentan mis más íntimos miedos… tus palabras llegan e invaden mis sentimientos Y tus mimos alejan mis tormentos… ¡Ahora dime! ¿Cómo haz hecho para entrar así en mi pecho? ¡Me desnudas, penetras e invades mis pensamientos! Y no tengo mas salidas, me rindo a tus propuestas. Por eso, amémonos de cualquier manera, de todas las formas, sin reparos. ¡Día a día, hasta perder, nuestras conciencias! Amar así, es demasiado, pero creo que nos lo merecemos.
“Cuando dos almas se encuentran, los cuerpos pierden su nombre pero recuerdan su sentido…”

martes, 22 de julio de 2014

Me siento muy honrada de ser tu mamá, mi santo varón



(Esto lo escribí hace unos días pero saben todos los entuertos que he tenido y no lo había publicado pero como es algo que no quiero dejar pasar por alto y lo escribí llena de emociones, hoy lo comparto con ustedes, perdonen la tardanza).

Tengo el corazón henchido de emoción… cuánta euforia, de verdad siento que mi corazón va a reventar de orgullo... cuántas satisfacciones me ha traído mi hijo mayor, Dios mío, gracias por la dicha de ser su madre...
Amigos, mi hijo se acaba de graduar en la universidad de ingeniero, sinceramente no tengo palabras para describir la emoción que siento. Siempre hablamos de este día como de un sueño muy lejano, pero finalmente llegó. Llegó como siempre que uno le pone a un sueño todas sus energías. Tu hijito le pusiste eso y más para hacerlo realidad, me consta. Me consta como a nadie más todo el sacrificio, el esfuerzo, la voluntad y la lucha interna que hay detrás de esta grandiosa realidad de hoy.
Tu llegada a la vida, completó el hecho de realizarme como madre. Disfrutaste tu niñez, fueron muchos los amigos que te acompañaron en esa etapa de despreocupación. Eras un torbellino en la primaria, esa camisa que era blanca impecable cada mañana regresaba siendo gris y negra. Simpático y amigable con todos. Ya casi adolescente, iniciaste "tu deporte" favorito: karate. El mismo que sumó grandes valores y códigos para tu tránsito por esta vida. Lealtad y disciplina por sobremanera.
Hoy siento la necesidad de expresarte cuanto te quiero y cuanto te admiro… aunque hemos tenido en estos años algunos encontronazos e incomprensiones, pero los entiendo. Sé muy bien que el camino del adolescente es difícil de transitar. Lo sé porque lo he recorrido. También es difícil la labor de ser madre. He visto caer algunas estrellas del cielo, y quebrarse muchos bastones en los cuales uno confiaba, para poderse sostener. Pero bueno afortunadamente estos años han concluido y ya eres todo un hombre.
Después de este día, entenderás con certeza las palabras que te dije al inicio de este ultimo año, porque ya nada será como antes, se acabaron las mañanas de clases, las horas de juego, las noches entre amigos… dejas atrás mucho de ti, y lo que ayer te desesperaba, en los años venideros muchas veces será motivo de nostalgia y añoranzas. Porque en esas paredes de las aulas quedaron atrapados los mejores años de tu vida, que implican muchas horas de juegos, de disciplina, de sueños y esperanzas. Se con certeza que has recibido la mejor preparación académica, pero más que eso, te han llenado de valores y tu alma ha sido transformada, en el devenir de todo este proceso.
Estoy muy feliz. Tu logro es nuestro logro. A nuestra edad, ya no pedimos muchas cosas, solo deseamos la felicidad, el bienestar y el éxito de nuestros hijos. Nuestro deseo más grande es que tu estés bien y feliz. Queremos que ustedes sean mejores que nosotros, y estén mejor que nosotros en la vida.
Estoy muy orgullosa de ti porque por más complicado que fue jamás te apartaste de tu sueño, hoy llegó el día tan esperado y sólo te queda disfrutarlo al máximo con tus seres queridos. Hoy te recibes como profesional y empiezas una nueva etapa que sin dudas será excelente pues eres una persona brillante, inteligente y disciplinada. Te aseguro que cada día dedicado a estudiar valió la pena, gracias por haberte graduado y haber valorado nuestro sacrificio, sobre todo el mío porque tenerte lejos durante cinco años ha sido un verdadero calvario.
Me miro hacia adentro buscando… queriendo desenredar esta maraña de sensaciones que me inunda, pero de inmediato me pregunto; ¿para qué? Sí, ¿para qué? Si después de todo, (y el después de todo es literal, y el todo es inmenso), lo que realmente cuenta es tu logro hijo y la felicidad que nos trae a los que te amamos.
Llegaste siendo un tierno muchacho a la Universidad y sales convertido en un fuerte Joven, que ha de enfrentar retos difíciles, tentaciones… Hoy es el día que marca un punto de referencia, el antes y el después de la Universidad. Hoy es el día que te paras en un punto y miras al frente y solo tú tienes la dimensión de hasta dónde quieres llegar. Hoy, hijito, has marcado con esta fecha un cúmulo de experiencias que pasarán al inventario de tus recuerdos, por la complejidad de lo vivido y de lo que has aprendido.
Como tu mamá me siento muy orgullosa de ti, me constan todos los esfuerzos que haz realizado por alcanzar la meta. Tantas noches, tantos días de lucha constante tienen ahora su recompensa, felicitaciones por tu graduación mi Ingeniero en Ciencias Informáticas. Que rico saber que la vida te ha premiado, tu mismo haz creado los caminos para que el triunfo llegara por la puerta grande.
Hoy es un gran día, porque avanzas un peldaño muy importante en esta escalera del éxito en tu vida, ten presente que todo no termina aquí al contrario la vida continua y tal vez vengan tiempos muy difíciles, con aciertos y desaciertos, solo tienes que saber campear esos temporales con sabiduría, paciencia e inteligencia. Este nuevo paso que has dado te dará las armas necesarias para poder aprovechar las oportunidades que te de la vida y seguir superándote como persona. Ten siempre presente que: "el conocimiento se aprende por medio del estudio, la sabiduría por medio de la observación"
Me queda claro que cuando uno se propone con ganas sacar adelante sus sueños, los mismos se pueden lograr, tu eres un ejemplo a seguir, sin duda. Nunca dudé de tus cualidades, cuando uno es juicioso, perseverante en luchar por salir adelante, se logra llegar a la meta... todo es cuestión de tiempo.
Decirte que estoy muy feliz, es poco. Admiro en ti la constancia para tus proyectos. Que sin duda, son muchos y sobre todo que vas plasmándolos uno a uno. Tranquilo por naturaleza, callado en demasía y cabal en tus opiniones y conceptos. Sin duda, siento mucho orgullo de verte ya convertido en un joven preparado, juicioso y seguro de ti.
Me alegra verte caminando este sendero que terminas y el que apenas comienzas, me alegra ver tu alma feliz, tu entorno con todos aquellos que amas y que te han acompañado en este largo caminar y que continuarán siendo parte de tu vida. Yo sé que me he equivocado en muchas cosas en la vida y seguramente me habré equivocado muchas veces contigo, habrás sentido que no todas las veces fui justa o no me comporté como hubieses querido, pero espero estés seguro de que yo daría todo lo que tengo y lo que no tengo por ti, daría hasta mi propia vida.
Espero se te cumplan todos tus sueños, pues esos serán mis sueños, que logres todas tus metas porque serán las mías. Se en esta vida lo que quieras ser, pero recuerda siempre que “El hombre es su medida” Si piensas en grande serás grande y si grabas en tu mente “yo puedo” de seguro podrás. Nada es grande si no es bueno y nada es verdadero sino es permanente.
No seas un mediocre. Los mediocres son como los cobardes, siempre encuentran pretextos para evadir sus responsabilidades. Tu no eres ni cobarde ni irresponsable, por lo tanto la puerta que se te abre en esta etapa de tu vida te muestra el camino a tu destino. Depende de ti como lo transites, pero cada paso que des, que sea con pisada fuerte y segura, con la plena confianza que estaré a tu lado siguiendo tus huellas y que esas huellas serán las que dejarás a tus hijos.
Todos tus triunfos los siento como propios, sigue adelante que vas muy bien. Recuerda que debes seguir siendo igual de humilde, para que sigas siendo el faro de esta familia, y tu hermana (que ya va por muy buen camino) siga tu ejemplo. Muchas felicitaciones, que la alegría y la buena suerte siempre sean un factor constante de ahora en adelante.
Gracias mi amor por esta felicidad de hoy. Por el orgullo y admiración que me provocas que de tan grandes no me caben en el cuerpo. Gracias por tu desbordante humanidad y por tu transparencia irrepetible. Gracias por ser quien eres, un ser humano que lucha por sus ideales y principios. Y gracias también por tu tesón y perseverancia que te condujeron a este glorioso día en que comenzarán a llamarte ¡INGENIERO!
Me siento orgullosa de ser tu madre, son demasiadas situaciones complejas y maravillosas que me dejan ver que eres como siempre supe que serias, un buen hijo, hermano, amigo, y un ser humano muy especial. Espero que nunca olvides y lleves como lección de vida, que se debe de trabajar para poder dar más de cada uno de nosotros. Aprende de los buenos ejemplos, escucha a los demás con atención y respeto cuando se hable de sabiduría, dicha humana, generosidad, libertad, virtud, necesidad… pero siempre atento, porque como dice el refrán no todas las nubes llevan agua.
Hijo del alma, de más esta decirte que alabaré tus éxitos y sufriré si en algo fracasas, pero seré siempre cómplice en ambos casos, tanto en lo bueno como en lo malo seré tu incondicional. Tus responsabilidades serán mayores, por esa razón deberás reflexionar antes de actuar, deberás también medir las consecuencias de tus actos, aprenderás que se puede ser valiente sin arriesgar inútilmente la vida, que no serás menos hombre porque llores, que vale más la pena ganarse el respeto de un enemigo que la adulación de un amigo, que se puede ser justo sin ser implacable, discreto sin ser retraído y aprenderás que no estás solo en este mundo, que eres parte importantísima de él y de tu familia, la que te apoyará incondicionalmente en todo y para siempre.
Una carrera finaliza. La misma te dará un lugar en la sociedad. La instrucción recibida te hará brillar más de una vez, además de sostenerte en el momento que corresponda.
Hijito, ahora eres como el nuevo barco que está zarpando del puerto... Toma control del timón de tu vida mi CAPITAN y nunca olvides que son NUESTROS VALORES, los que siempre nos guiarán a puerto seguro. Podría seguir escribiendo ¿Pero que más podría decirte que ya no te haya dicho? Por alta que sea tu cumbre que la humildad y el amor por tu familia sean cosas que prevalezcan siempre en tu vida porque ellas te acompañarán aún cuando las cosas vayan mal.
Gracias a Dios por permitirme estar a tu lado y disfrutar de todas tus cosas. Me siento muy honrada de ser tu mamá. ¡¡Gracias hijo de mi alma!! por este premio, que sin duda es mérito tuyo. Te abraza... "tu mamita", como solías llamarme cuando eras pequeño.
Para mi lindo triunfador, un abrazote y muchos besos.

P.D. En verdad siento que mi mayor logro en la vida han sido mis hijos, porque son lo que cualquier madre desearía. Mi princesa también terminó con muchos éxitos su primer año universitario.

martes, 15 de julio de 2014

A pesar de mi ausencia siguen aquí, gracias.



Llevo un mes sin escribir en este querido espacio, ¡increíble!, porque este sitio significa mucho para mí. Realmente en este mes me ha sido imposible por innumerables razones dedicar un tiempito a ustedes y a mi, porque como saben (siempre se los he dicho) escribir aquí es una de mis grandes pasiones y placeres. Muchas veces escribo para ustedes y pensando en ustedes, otras escribo sólo para mí, para desahogarme, para dialogar conmigo misma y termino, afortunadamente, dialogando con ustedes porque en ocasiones sus comentarios me hacen ver las cosas de otra manera, y si estoy triste me reconfortan el alma con sus palabras.
Para mantener este espacio y mantenerme junto a ustedes el mayor tiempo posible en múltiples ocasiones tengo que hacer maravillas y un esfuerzo inmenso, no sólo por la falta de tiempo sino por la lucha constante con mi vieja PC que, la pobrecita, ya no da más. Y este mes en particular me ha pasado de todo, he estado muy complicada con el trabajo, he estado enferma, he tenido y tengo la PC rota. Pero entre tantas calamidades también he tenido cosas buenas que me han robado mucho tiempo, como el feliz término de mi princesa de su primer año en la universidad y la graduación de mi príncipe en la universidad (ya tengo un ingeniero en casa). Estoy feliz. Hasta un post escribí sobre esto una madrugada pero me ha sido imposible publicarlo.
Lo cierto es que además de las adversidades, estos eventos felices me han mantenido muy atareada, aparte de participar junto a ellos en los eventos correspondientes al fin del curso escolar, las gestiones para celebrarles como corresponde y como se merecen tan gran acontecimiento me han mantenido en jaque. Pero bueno, finalmente creo que lo he logrado y están satisfechos.
Ya hoy las cosas (bueno algunas, porque sigo con la PC rota) van cogiendo su nivel y la calma va llegando a casa nuevamente. En este instante estoy en el trabajo y como tengo un tiempito libre he aprovechado para leer los correos de ustedes recibidos en este mes porque si bien es cierto que yo no he estado por aquí, evidentemente ustedes no han dejado de venir a este sitio y en la última semana a través del formulario de contacto, muchos reclaman mi regreso diciendo cosas muy cariñosas y bonitas, que me han llenado de sentimientos tiernos, de agradecimientos por tanto cariño demostrado… pero el último que leí solo decía: “Te extraño”. Me sentí tan conmovida con esas palabras que aún sin disponer de mucho tiempo me he sentado a escribir para ustedes, sólo para ustedes, para decirles a todos, especialmente a ti José, que yo también los extraño, mucho, muchísimo.
Ustedes no son simples lectores para mí, son mis amigos (aunque la mayoría virtuales). Son esas personas con las que comparto mis pensamientos, mis sentimientos, mis historias, mis tristezas, mis alegrías… y a la vez ustedes me reconfortan con sus comentarios (aunque lamentablemente no son muchos los que escriben asiduamente). Por todo ello considero que son mis amigos, mis queridos amigos, virtuales pero amigos.
Los amigos de Internet son seres que no se ven, pero que brindan compañía, prestan atención, dan amor, hablan desde su corazón... nos ayudan y reconfortan a distancia, se brindan sinceros sin esperar nada a cambio y lo hacen con amor. Son amigos reales a través de una pantalla, son vidas lejanas que aprendemos a conocer, a admirar y hasta querer a través de un monitor, son seres que nos ayudan a construir sueños a través de una máquina.
Yo no conozco sus rostros, ni sus voces, ni su color de piel… sólo sus pensamientos y su esencia misma como seres humanos. Los llamo amigos porque lo son, secan mis lágrimas a pesar de no verme y siento sus manos sin siquiera tocarlas… Una vez escribí en este mismo sitio: “la amistad virtual posee el habla de los sueños, el saber de las vivencias, el consejo y el amor de los recuerdos. En este sitio cuando escribo muchas veces lo hago pensando en ellos, en sus problemas, en sus sentimientos…”
A pesar de no estar cerca los siento muy presentes, me vinculo con ustedes de tal forma que muchas veces soy capaz de decirles lo que habitualmente callo y con ustedes desnudo mi alma. Ustedes me comprenden y de vez en cuando me arrancan una risa y muchas sonrisas. Aunque los océanos, los continentes y las fronteras nos separan, nadie puede ya separar nuestros sentimientos. Ustedes, amigos míos, le dan fuerza a mi valor, alegría a mi tristeza y me acompañan en mis penas. Muchas veces llorado y reído juntos, además déjenme decirles que son los únicos que entran hasta el más íntimo lugar de mi habitación. A pesar de estar al otro lado de una pantalla nos aprendemos a querer y compartimos tantas cosas, que nos convierte en amigos sin fronteras.
He conocido en este ciberespacio a personas maravillosas, incluso que se han vuelto confidentes y almas gemelas… gente adorable, inteligente y cariñosa que comparte mis criterios y hasta mis pensamientos más íntimos. Aunque no pueda verlos, ni conocer el color de su mirada, ni el candor de su sonrisa, los tengo muy presentes siempre. Entre nosotros no importa el estatus social o país, ni siquiera nuestra edad. A todos quiero darles las gracias por compartir un poquito de sentimientos a diario, en este mundo que hemos creado nosotros mismos sin darnos cuenta y del cual ya no podemos escapar, o mejor dicho ya no queremos escapar porque forma parte de nosotros.
Hoy leyendo sus correos esbozaba una sonrisa porque me di cuenta que a ustedes les pasa lo mismo que a mí. Les explico, cuando pasan los días y no veo algún comentario de ustedes (de los habituales sobre todo) me pregunto ¿Qué le pasó? ¿Dónde está?... un mar de preguntas me invaden y sólo espero una respuesta… “Estoy bien, sigo aquí”.
Sin los amigos, solo seríamos, un cuerpo sin sentimientos. Constituyen un remanso en medio del mundo real, lleno de tempestades y obstáculos. Nos ayudan a recordar quienes somos realmente.
Ustedes con sus letras me confirman que a pesar de mi ausencia siguen ahí, gracias, por eso los llevo en mi corazón y les doy las GRACIAS nuevamente, por sus comentarios, por su cariño. Los quiero. Desde la distancia y desde lo más profundo de mi alma los abrazo. Mil besos sinceros y de todo corazón para todos.
Ya estoy de vuelta.

jueves, 12 de junio de 2014

Amarte…



Amarte es un sentimiento que yo no esperaba. Entraste en mí despacio, robando cada día un instante más de mi vida, y llenando cada vez más un pedazo de mi corazón. Amarte es un sentimiento que me llena y que me duele. Es una lucha constante entre el corazón y la razón…
Late mi corazón por tu amor apasionado, vibra mi alma entera con el amor que me das. Me inunda tu paciencia infinita, la caricia de tus manos y tus besos que me alborotan. Una pasión que me ilusiona, un amor deseado, amo a un ser que me ama. Locura de amor que me llena, arrancas mi corazón y lo llevas a tu rincón para romper sus cadenas. Siente mis manos que te acarician y te dicen lo que te amo, siente mi voz que viaja en el aire, siente mi cuerpo a tu lado y mi piel ardiente como tu piel, y nuestras almas que se excitan de tanto amor guardado.
Amarte es vivir constantemente en la montaña rusa sintiendo el vértigo que provoca este sentimiento, ansiando tus caricias que son como aire para mis pulmones. Oigo tu voz que susurra al silencio, oigo tus palabras cuando piensas, oigo el latido de tu corazón cuando excitas, cuando amas, cuando respiras… me tocas, me amas, me besas infinitamente y oigo tu voz diciendo que me quieres, que me amas… susurras al silencio del alma tus sentimientos, esos que te atan a mi alma, los sentimientos que llevas dentro y que guardas con infinita calma a la espera de un encuentro.
Y cada día oigo de tus labios "Te Amo, te deseo, te necesito..." Y cada día amaneces a mi lado con una sonrisa en los labios diciendo: "Buenos días amor". Llenas cada uno de mis espacios con pequeños detalles que para mi, hacen que cada vez seas más indispensable.
Cierro los ojos... no hago trampas… tus labios van a recorrer mi cuello, suavemente, ligeramente, dejando una pequeña humedad apenas perceptible pero que sin embargo me hará estremecer… llegaras a mi lóbulo izquierdo y me pronunciaras voces quedas y calidas que me augurarán deseos y promesas… seguirás hasta mis párpados, les dejaras la humedad que les haga tener en su mirada algo de ti… mi lóbulo derecho te apasiona y lo mordisquearas con dulzura… volverás bajando por mi cuello, ese sendero donde es fácil caer, y desde el brote fecundo de mis senos has de subir hasta volver a mi rostro y llegar a mis labios… entonces recorrerás su contorno y los humedecerás con la punta de tu lengua… me vas a dar un beso, vas nuevamente a hacerme el amor.
Quisiera ser para ti como el aroma de esa rosa que hoy me regalaste; llenar cada una de tus estancias para que al entrar, jamás me pudieras olvidar... Sin embargo amor, hasta las rosas mas bellas tienen espinas y yo también tengo las mías; tu lo sabes, me conoces bien, pero no parece importarte. Tienes una paciencia infinita y no te molesta pincharte para disfrutar de la flor.
Me invitas en mis madrugadas a beber el vino de tu espada… te amo a ti, hombre mío, que me haces soñar cuan lluvia ferviente que cae sobre mi rostro. Te amo con locura, a ti que me atas a tu pecho aunque no estés en mi lecho, si, a ti que desnudas mi mundo, me excitas, me haces tuya. Solo ámame, yo no te pido más, te amo sin condición alguna, sin motivos y sin derechos, eres mi tormenta, mi pasión, me enloqueces con tu mirada lujuriosa, sí, tú me amas, y yo, te amo con locura.
Desearía ser diferente. Ofrecerte cada día la mejor de mis sonrisas al decirte: "te amo, te deseo, te necesito". Al robarte un beso furtivo y al mirarte cuando estas conmigo. Desearía poder ofrecerte también generosidad unida a mi corazón y darte la libertad que quitan los lazos del amor, porque para mi... eres algo más que un "te quiero".
Soy arena calcinada entre tus dedos… respiras mi anhelo segundo a segundo, soy yo el aire como sagrado templo, el calor de mi boca, la humedad de mi lengua… eres hechizado por mis labios… Penétrame, invádeme; conoce mi mundo de pasión por medio de tu miembro viril, entra y sal de mí robándome los suspiros y el poco aire que me sobra. Róbame del mundo natural y llévame al trance, a lo desconocido, a lo perplejo, al sentimiento máximo del placer nombrado clímax, a donde mueres por un segundo y regresas a la vida sin darte cuenta.
Abrázame, consuela mis ansias y calma mi respiración, dame tranquilidad y hazme dormir con un beso. Después despiértame y dúchame, asea todos los lugares íntimos en donde dejaste huella, posteriormente aliméntame y repite todo paso a paso nuevamente sin parar, hasta que envejezca y muera en tus brazos.
Porque yo TE AMO... Subliminalmente, ardientemente, apasionadamente, locamente, desesperadamente. Te amo de noche y día. Con sólo nombrarte te amo, todo lo que está aquí en mi mundo es amor porque existes tú. Te amo hasta quedar sin aliento porque a ti me entrego sin medidas. Amo todo lo que eres, con tus locos días, con tus locos desvaríos y tus amores desmedidos... Te amo sin preguntas, peligrosamente, ansiosamente... te amo porque aun en tu imperfección a mis ojos eres la perfección, estás hecho a mi a medida. Te amo hasta el infinito, hasta tocar las estrellas... en forma clara y sin dobleces. Así te amo, testigo es el cielo de este amor, loco y apasionado.
Tus gestos, tu sonrisa, tu mirada, tus manos, tus besos, tus palabras, tu voz, tu olor, tu piel, tus caricias... todo tú... Tú, que has sabido enamorarme, que has entrado en mi vida, que has hecho de mi mundo otro mundo, que me ilusionas cada día. Tú, pasión de pasiones... mi pensamiento constante, ladrón incansable... me has hecho enloquecer, has llenado mi vida…
Este amor, este sentimiento abriga mi alma, inunda mis sentidos, me nubla la razón y se está arraigando en lo más profundo de mi corazón. Dentro de mí lo siento y no lo puedo callar, embriaga mi alma… Eres eterna fantasía, eres el pensamiento en mis días y el sueño en mis noches. Eres vida de mi vida.
Amarte es todo para mi... eres mi perdición, eres mi locura de amor… tú me enseñaste la pasión sin pausa. Amarte... es lo que me hace despertar cada mañana…

sábado, 7 de junio de 2014

Hoy cumples 24 años, hijito


Desde que me enteré que estaba embarazada de ti toda mi vida cambió. Saber de tu existencia fue motivo de mucha felicidad para mí, ese gran sentimiento me motivo a ser mejor cada día y a luchar para salir adelante. Algunas veces cometo errores y te pido que me disculpes. Quiero que sepas que todo lo que hago es pensando en tu bienestar.
Hoy cumples 24 años y es una fecha importante para ti. Y también para mí porque se celebra un año más de tu llegada al mundo y ese día fue el más maravilloso de mi vida. ¡Cómo pasa el tiempo!... parece que hace tan poco que te vi por primera vez... recuerdo aún tu piel tan suave cuando te toqué y te besé… mi pequeñito Leonardo (aunque ya no lo eres, mides casi 1.70), desde que naciste una nueva vida empezó para mí, por ti aprendí que todo es posible, bendito el día que llegaste a mi vida para llenarla de felicidad y amor. Hoy quiero recordar contigo momentos especiales, momentos llenos de alegría y sobre todo celebrarte un año más de vida. Recuerda que la vida es bella, y lo que realmente interesa es el cariño y el entusiasmo que le pongas.
No solo quiero felicitarte, eso ya lo hice en la mañana al despertarte. Pero si quiero decirte lo orgullosa que me siento de ti, y no solo a nivel académico, que sabes que lo estoy por las notas que tienes. Me siento orgullosa de quererte y de que seas de la manera que eres. Tus sueños son mis sueños y tus alegrías son las mías. Te agradezco mucho tu ternura, tu ayuda en algunas ocasiones y el ser tan responsable. Te amo mucho y jamás dejaré de hacerlo, recuérdalo siempre. No solo te amo, me complementas y me haces cada día mejor persona.
Quiero que no olvides nunca que siempre puedes contar conmigo. Quiero aprovechar para decirte que si he fallado en algo ojala puedas perdonarlo. Aunque algunas veces hagas cosas que yo no comprendo, eso no cambia que seas una de las dos personas que más amo en mi vida y que seas capaz de cambiar mi día para bien con tal sólo entregarme una sonrisa. Deseo que tengas mucha felicidad en tu vida y que Dios te bendiga y proteja de todo peligro, que tengas una vida exitosa.
Cada decisión que tomas hoy, traerá una consecuencia mañana. Así que piénsalo bien antes de dar cualquier paso. Sé siempre una buena persona con quien los demás puedan contar, ayudar a los demás nos genera una satisfacción enorme que solo es comparable a la felicidad de quién recibe una ayuda desinteresada. No seas soberbio y que jamás te falte humildad pues esas actitudes solo te aislarán del mundo. Si nunca te arriesgas a perder, nunca te das la oportunidad de ganar. Si nunca rompes un racimo de uva en el lagar, nunca tendrás un vaso de vino sobre tu mesa. A partir de hoy tu vida puede tomar uno de dos rumbos. El éxito o el fracaso, la felicidad o la infelicidad. Es tu decisión cual camino tomar y tienes igual oportunidad de seguir uno u otro sendero.
He vivido a través de tus ojos las cosas buenas y las malas, espero haberte ayudado a ser mejor cada día, ahora eres un hombre y tu responsabilidad contigo es mayor, me siento alegre por este día, y triste por no cumplir un sueño mío para ti, espero tener mejores días para mostrarte más el mundo y lo mejor de mi. Al ver cómo has ido creciendo y te has ido haciendo más independiente me doy cuenta que los años pasan volando, sin embargo el amor que siento por ti siempre permanecerá intacto. Siempre voy a estar a tu lado para cuidar de ti y brindarte mi protección. No importa la edad que tengas.
Siento realmente un orgullo y una alegría inmensa, eres uno de los dos mejores regalos que me ha dado la vida. Me atrapa la nostalgia al darme cuenta lo rápido que pasa el tiempo y lo mucho que has crecido, pero para mi seguirás siendo mi niño travieso y alegre. Fuiste un niño estupendo, eres un joven maravilloso y estoy segura de que serás un gran hombre. Ahora comienza una nueva etapa de vida para ti, llena de retos, alegrías, desafíos y emociones por supuesto. Tienes que estar preparado para una vida adversa porque la vida no siempre es como uno la espera. Pero sea cual sea el caso, sabes que me tienes para apoyarte y abrazarte siempre hasta los últimos días de mi vida. Tú le das sentido a mi existencia y eres mi razón de ser.
Se que no soy la mejor madre del mundo, pero te juro hijo que siempre he intentado serlo, lo único que le pido a Dios es que me permita verte llegar lejos. Gracias por las noches en vela cuando has estado enfermo, por tus sonrisas, por tus abrazos y tus besos, por esos momentos que guardo en mi corazón. Verte crecer día a día ha sido maravilloso y me siento muy orgullosa de ver todo lo que he logrado junto contigo, eres el motor que me impulsa para seguir adelante y ser mejor persona.
Cada año que paso contigo me sabe a solo unos minutos... Me gustaría vivir eternamente, respirar tu aire y sentir tu pulso y tu corazón mil siglos más. Que las sanas ilusiones de hoy se conviertan en realidad y que toda la dicha del mundo sea tuya Un Hoy bien vivido hace que cada Ayer sea un sueño de felicidad y cada Mañana una visión de esperanza. Te mereces toda una vida de mañanas preciosas. Verte feliz es por lo que yo vivo. Espero que se cumplan todos tus deseos y que pueda compartir contigo alguno de esos momentos especiales.
Un año más se queda atrás y uno nuevo llega para llenarlo de sonrisas, abrazos y momentos especiales. Te adoro de igual manera que lo hace el mar con los ríos, las aves con las ramificaciones de los árboles, las nubes con las bocanadas de aire y el cuerpo lo hace con el alma. Cada año que vas cumpliendo me siento feliz de seguir a tu lado creciendo juntos. No son suficientes las palabras para expresar cuanto te quiero y lo que significas para mí. No solo te deseo feliz cumpleaños cuando se apaga la luz y destellan las velas iluminando tu sonrisa, sino que también, deseo que vivas muchos años más. Por eso con la fuerza de mi alma mi voz te canta que los cumplas feliz!
Antes de que nacieras ya te amaba y antes de que cumplieras una hora de nacido ya era capaz de morir por ti. Mi amor, cariño es infinito y nunca terminara, porque eres parte de mí. 
¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS MI AMOR!!!