Bienvenidos a este humilde pero sincero espacio. Aquí escribo mis pensamientos, cosas que me preocupan, algunas vivencias, historias que conozco... lo que me dicta el corazón para compartirlo con otras personas, es una manera de saber que no estamos solos en este mundo virtual y poder hacerlo más real y cercano. Me gusta escribir y me siento bien haciéndolo, ojala estás letras lleguen a ustedes como yo quisiera. Siéntanse libres de comentar lo que deseen. Gracias por estar aquí.

viernes, 12 de diciembre de 2014

FELIZ CUMPLEAÑOS, HIJITA




Hoy cumples 19 años. Es una fecha importante para ti. Con estas letras no solo quiero felicitarte, eso ya lo hice está mañana al despertarte. Pero si quiero decirte lo orgullosa que me siento de ti, y no solo a nivel académico, que sabes que lo estoy por las notas que tienes. Me siento orgullosa de quererte y de que seas de la manera que eres.
Mi linda princesa... Llegaste como la lluvia, empapando mi vida, de alegrías, sentimientos profundos, y un inmenso amor. Mi princesa, dulce, tierna, cariñosa, llena de sueños... De anhelos y preguntas... buscadora de respuestas. Mi pequeña mujercita, en camino al descubrimiento de la vida.
Soy afortunada de compartir cada día mi vida contigo y cuando se cumple un año más tomo más conciencia de lo que te quiero. Y cada año tu hermoso rostro brilla más que las velas del cake. Los cumpleaños van y vienen. Le agradezco a Dios por la fortuna de tenerte conmigo. Y le doy gracias porque permitió que un día como hoy naciera una de las más bellas flores. Las palabras no pueden expresar toda la felicidad que te deseo en este maravilloso día.
Hija de mi vida, pedacito de mi corazón, en el correr de estos años aprendí y entendí que tener paciencia es cuestión de práctica, que el único y verdadero amor incondicional es este, el amor por un hijo. Antes de que nacieras ya te amaba y sabes que verte Feliz es mi felicidad.
¡19 años! Esa edad en la que te comes el mundo, en la que sabes más que nadie, en la que no admites consejos, en la que no oyes nada, en la que estas ciega. Esa edad en la que el armario se cae de ropa y dices "no tengo", en la que los espejos están ya gastado de mirarte y verte tu misma como creces, como cambias y si estas linda... la edad de perder la cabeza por alguien, la de que cuando hay un problema que es como un charquito que se arregla solo discurriendo, para ti es un inmenso océano al que no te acercas tan siquiera por miedo.
Mi princesa, llénate de las mejores energías, respira aires de alegría, disfruta de ese ser único y maravilloso que eres, se optimista, manifiéstate a lo grande, a lo bonito, a lo bueno, a lo mejor. No tienes que demostrarle nada a nadie, solo a ti misma, aprende a diferenciar cuando eres tu y cuando estas siendo lo que otros quieren que seas, cultiva tu sencillez y naturalidad, tolera tus defectos pero intenta superarlos, aprende a asumir riesgos, a tomar decisiones y entender que equivocarse tiene sentido y es el poder aprender...
Diecinueve preciosos años. Toda una vida que se ha ido desarrollando ante mis ojos... ummm eso, no hay cosa alguna que lo reemplace. Diecinueve años en los que ambas hemos aprendido, tú, a vivir y yo a ser madre... bueno, por lo menos a intentarlo. Hasta me has enseñado cosas de mí, que ni yo misma conocía. Sentimientos que sabía que existían, pero desconocía su magnitud. Tanto tu asignatura, como la mía, son difíciles. Pero, yo creo que ambas lo estamos superando con nota. Me gusta tanto verte feliz. Eres una de las dos mejores cosas que me han ocurrido en la vida, y eso, no lo cambio por nada.
Esos 19 años, ahora tienen 365 días por delante, para hacerte madurar y volver a celebrar el próximo año, pero con una Anabel totalmente diferente... ya no se puede decir, es pequeña, o es una niña... no, es el desarrollo de ese proyecto preparado, para ser una persona madura... ese bebe, (que como todos los padres cuando nacen decimos, mi hija va a ser... e imaginamos el mejor futuro que puede existir para ese ser que tenemos en los brazos...) que me miraba con unos grandes, hace 19 años... tiene que dar ya el salto a la vida, a defenderse, a luchar, a decir "aquí estoy yo..".
Ya eres una mujer, por eso quiero que entiendas que tienes el tiempo en tus manos y cada instante es determinante, implacable y jamás retorna, que el mundo es tuyo, si confías en ti, aún cuando otros no lo hagan. Debes aprender de tus errores con actitud positiva, con lo ventajoso y lo favorable de la imperfección del ser humano, no pierdas de vista tus verdaderas necesidades, la responsabilidad de tu felicidad esta en tus manos, no en el apego a otras personas, ni a cosas materiales y mucho menos a drogas o los vicios. Aprende a ver las oportunidades, vive tu presente a plenitud, comparte con el esfuerzo, la buena actitud y buena intención, segura de que en el dialogo esta la magia de convivir con todos sus matices, que implican, aprender del otro, del respeto, la prudencia y la empatía.
Hoy tan solo te puede decir, que eres una de mis dos estrellas, a quien tengo más cerca, quien me levanta cuando caigo… a ti Anabel, te agradezco tantas cosas y te digo QUE TE QUIERO MUCHO, y que aquí estoy para que el salto a la vida, te sea más fácil porque yo estaré siempre para ayudarte... soy tu madre, quien te ha traído al mundo y quien te ha cuidado, la misma que no te va a fallar nunca... ¡Sé muy feliz hija!
La chispa de Dios esta dentro de ti y todo tiene un propósito, aún cuando tu no lo puedas ver, tienes una gran misión en esta vida, crecer, madurar, evolucionar, ser madre… dale rienda suelta a tu vida, a tus alegrías y agrega, serenidad, inteligencia y astucia, permítete volar alto, recuerda siempre tus valores, que son principios esenciales y perdurables, que tienen una importancia intrínseca en ti, son irrenunciables y fundamentales y deben guiar todas tus acciones, comportamientos y decisiones, decisiones que jamás debes tomar desde el dolor y la agresividad, ya que serán decisiones viscerales, de rabia que generaran tormentas y te alejaran de tus metas.
Hoy eres el viento, la brisa, la visitante inesperada y la eterna viajera que pasas por la vida de todos llenándonos de ti, pero jamás pasaras desapercibida, eres una chica brillante, inteligente, preparada... una dama hermosa e inolvidable para muchos.
Si hay algo en lo que deseo que trabajes siempre, es en la virtud del amor, el amor en tu corazón es un bálsamo milagroso, el amor sana, regenera, perdona y libera... Llena de luz y alegría tu vida, el amor es impulsor de cambios y la levadura para los más grandes logros. No te preguntes el por qué de cada experiencia vivida que no comprendas, más bien intenta preguntarte el para qué de eso que estas viviendo. Cada noche antes de cerrar tus ojos agradece en silencio lo infinitamente afortunada que eres, aún cuando en algunos momentos no te lo parezca y abre tus ojos cada mañana con la certeza que ese será un día excelente...
La vida de la mujer es siempre un gran reto, una maravillosa lucha desafiante ante los prejuicios, tabúes y convencionalismo de algunos observadores, las diferentes facetas de una mujer se complementan para dar forma a ese ser único e irremplazable en la vida de cada hombre y de cada hijo. Un día será esposa y madre, pero sobre todo mujer, no olvides que ser madre o esposa no implica anularse como mujer o dejar de tener una vida propia, una madre nunca dejara de ser madre, pero llegara el momento en que tus hijos se vayan y una esposa puede dejar de ser esposa, pero siempre serás esa mujer en las que has trabajado toda tu vida.
¡Tienes un boleto en primera fila para disfrutar de tu vida! Ahora tomémonos de los manos y caminemos juntas por este mundo con coraje y vayamos al encuentro de la alegría de la vida. Las mejores energías para ti, mi amor. Ten siempre la certeza de que tu mami te ama..

Una y mil veces más Feliz Cumpleaños mi Reina. Feliz cumpleaños, preciosa... y que cumplas muchos más, TE QUIERO


¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS, PRINCESA!!!

Amigos, nunca me acostumbraré a lo rápido que pasa el tiempo, pero es una alegría verla crecer y disfrutar de ella. Es preciosa y también es muy estudiosa, responsable y cariñosa. Además de ser hermosa tiene un corazón que vale más que un tesoro. Estoy muy orgullosa de mi hija.

6 comentarios:

  1. Un texto que demuestra hasta la saciedad, el inmenso amor de una madre. Felicidades para ella, y también para ti, porque sé que siendo como es tu alma poesía, harás que ella ame con pasión la vida, y eso será algo que te agradecerá siempre. Que el nuevo año de vida que inicia hoy tu PRINCESA venga colmado de todo lo más BONITO.
    Mil y una FELICIDADES. Besos para ambas.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades a esa princesaaaa!!!! Y a tí por tenerla y por haberla hecho como es y por tener la capacidad de aprender de ella. Un besazo a las dos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas felicidades para mi linda princesa, alguien que quiero mucho como a mi propia hija, es cariñosa y muy buena amiga, un beso grandote para ella.

    ResponderEliminar
  4. Siempre, siempre me emocionas. ¡Felicidades para esa princesa! Felicidades por su cumpleaños y por la suerte de tenerte como madre. Les deseo de corazón todo lo más hermoso del mundo y que sus sueños se hagan realidad.
    Abrazos infinitos desde el alma

    ResponderEliminar
  5. Preciosa declaración de amor a tu hija, ser madre es una de las experiencias más maravillosas que puede tener una mujer. Hasta que no tienes un hijo entre los brazos, no puedes apreciar lo importante y el milagro de la maternidad. Que tu hija siga creciendo como una de las jóvenes más felices del mundo, aunque teniéndote como madre, eso no será difícil...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a todos por sus palabras y sus felicitaciones. Gracias en nombre de las dos. Un abrazo y buen fin de semana para todos.

    ResponderEliminar