Bienvenidos a este humilde pero sincero espacio. Aquí escribo mis pensamientos, cosas que me preocupan, algunas vivencias, historias que conozco... lo que me dicta el corazón para compartirlo con otras personas, es una manera de saber que no estamos solos en este mundo virtual y poder hacerlo más real y cercano. Me gusta escribir y me siento bien haciéndolo, ojala estás letras lleguen a ustedes como yo quisiera. Siéntanse libres de comentar lo que deseen. Gracias por estar aquí.

martes, 31 de diciembre de 2013

Otro año que se va


 Y llegamos al final de este año, mañana será el principio de otro año, de un nuevo inicio y de tantas otras cosas lindas y quizás algunas no tan lindas que vendrán, pero esa es la vida.... como dijo alguien: "No vivamos del pasado siempre es interesante conocer lo que hay más allá, siempre tendremos una nueva oportunidad para volver a intentarlo todo".
Y aquí estoy, hoy 31 de diciembre de 2013, haciendo retrospectiva a lo que he vivido en estos 365 días y a lo que he logrado, y también recordando aquello en lo que he fallado. Soy una de esas personas a las que el fin de año les da con un poco de nostalgia y entonces hago un balance para saber y recordar todo lo que viví. No he dejado de hacer nada de lo que he querido, nunca hay que dejarlo, siempre hay que avanzar y nunca darse por vencido, la vida siempre te quita pero también sabe recompensarte, y si hay algo que no podemos solucionar, sin dudas el tiempo lo sabrá hacer.
Este año se me ha ido rápido, en un abrir y cerrar de ojos. Ha habido muchos cambios, cosas inesperadas, pero al fin al cabo, son estos cambios los que nos hacen recapacitar, ver lo que tenemos delante de nuestros ojos. En el camino, he dejado mucho, lágrimas, pesares, muchos por qué y también muchas risas y buenos momentos.
Entre las cosas buenas que me han pasado es que este año tuve el gran placer de recibir en este humilde espacio la visita y dos comentarios de alguien que admiro mucho, la periodista y escritora Celia Gómez Ramos, autora del libro Sin dios y sin diablo, y de esas columnas que me encantan Mujeres en busca de sexo, que escribe en El Sol de México y los diarios de la OEM. Para mí significó mucho, muchísimo que alguien como ella se detuviera en este sitio a leer algo de lo que escribo. Fue un verdadero placer tenerla de visita por aquí, algo que no olvidaré nunca.
Algunas cosas no han salido como lo espera o no se han podido concretar pero ánimos que siempre hay tiempo para volver a empezar, por el resto yo no tengo de que quejarme, he recorrido un increíble año con altas y bajas, con idas y vueltas, pero al final de todo ha sido un gran año para continuar avanzando en el camino de la vida. Hay etapas que han quedado cerradas, etapas nuevas que se han presentado solas, gente que ha ido quedando atrás y no por decisión propia sino por cuestiones de la vida o hasta por equivocaciones de la otra parte, me he convencido una vez más de que nadie tiene el derecho de lastimarme y que nadie puede hacerme sentir mal.
Este año me ha traído buenos amigos, que se han unido a los que ya tenía, que no los conozco físicamente pero es como si los conociera... me dejan ver el interior de su alma, sus pensamientos y sentimientos a través de lo que escriben. A todos los que se han incorporado a mi rutina diaria, les doy las gracias, espero contar con todos este año que empieza.
Quiero brindar por todas esas personas que a diario me cambian la vida, que son personas maravillosas que no paran de darme alegrías, apoyo y con las cuales no puedo parar de reírme, algunas se encuentran en mi trabajo y ellas hacen que trabajar sea un lugar para ir y pasarla bien, además de cumplir con el trabajo por supuesto. A todas esas personas que están en mi día a día le doy las gracias, todos sabemos que hay días y días pero si remamos juntos y le ponemos la mejor de las sonrisas... entonces todo y cada día será distinto al anterior.
Brindo por mis amigos, esas personas que la vida me supo poner en el momento indicado, que están siempre conmigo, que me dan fuerzas día a día y no me dejan caer, y siempre me alientan, por toda esa gente loca que quiero tanto y que sin dudas me han enseñado mucho. Ellos me han sacado una sonrisa hasta en mis peores momentos y me han hecho feliz. Con ellos siempre lo paso bien y el tiempo vuela, lo he dicho muchas veces y lo podré repetir siempre, los quiero mucho y me han llenado la vida de una forma diferente.
Y una vez más levantaré mi copa bien alto por MI PAPA QUERIDO que yo sé que mucho de lo mejor vivido ha tenido que ver con su mano por su dedicación y enseñanza, con su ayuda y con las ganas de el de no dejarme caer. Y por su dedicación a mi madre, a esa mujer que siempre ha amado… Este año ha sido duro para todos con la enfermedad de mi madre que a pesar de tenerla ahí es como si no estuviera porque su demencia la ha alejado de mi lado.
Y dejo ir este año 2013, lo termino, junto a personas que quiero mucho, estoy donde quiero estar, con quien quiero y quieren estar conmigo. Es tiempo si, 31 de diciembre, de dejar atrás todo lo malo que nos haya pasado en este año, recordar todo aquello que fue bueno y que nos dio alegría, y entonces cuando sean las doce empezar el nuevo año brindando y sonriendo, que es lo más importante.
Brindemos y despojémonos de los rencores. El odio y el rencor no nos conducen a ningún lado, recordemos que no existen más culpables que nosotros mismos, que cada uno es responsable de lo que dice y calla, de lo que hace o deja de hacer. Pidamos perdón y aceptemos el de quienes nos lo brinda, saquemos afuera todo el resentimiento que sintamos, no es bueno acumular odio porque nos hace mucho daño por dentro, no nos llenemos de maldad y siempre luchemos por la vida, vayamos hacia adelante con lo que nos proponemos, ya que es preferible intentar a nunca saber que pudo ser. Estemos con quien nos haga bien y no nos dejemos lastimar, nadie tiene derecho a hacernos sentir mal, NUNCA.
Que este 2014 empiece con toda la mejor energía, somos nosotros quienes podemos hacerlo diferente ya que nadie más lo hará, si el cambio no empieza por uno mismo seguiremos estancados, empecemos por proponérnoslo... no olvidemos que lo más importante es ser felices, el mayor tiempo posible que pasemos por esta vida... LOS QUIERO MUCHO Y BUEN AÑO NUEVO.
Adiós 2013, nueva página que se escribe, otro capítulo que se cierra y entonces tenemos un nuevo titulo, crecimiento, y estaremos empezando un nuevo capítulo... Desde mi mundo de pensamientos, mis tormentos, y como no ¡mis alegrías! les deseo a todos, nuevamente, un FELIZ AÑO NUEVO, lleno de amor, paz y salud. Aquí los espero como siempre, un beso bien grande.

viernes, 20 de diciembre de 2013

Silencio...


La palabra silencio procede del latín silentĭum y hace referencia a la abstención de hablar o a la ausencia de ruido. Es una condición emocional en la que sólo oímos nuestra voz interior. Sin embargo, puede existir aún cuando nos encontremos en un lugar bullicioso y nos permite encontrarnos con nosotros mismos y crear, reflexionar, imaginar... existen muchos tipos de silencios… El silencio también es un recurso que puede utilizarse en medio de una comunicación y puede tener diferentes significados. Y cuando estamos afectados por algo el silencio es el grito mas alto.
Es preciso hacer el silencio en la escucha y en la mirada para descubrir todas sus formas. En el lenguaje verbal se grafía el silencio. Así, los puntos suspensivos dejan colgado el discurso, lo suspenden. Pero el valor de estos puntos depende de la palabra que los antecede.
A veces silencio no es callar tus palabras, es aguardar un rato para gritar el rugido que preparas. Y otras veces… mmmm… el silencio es más revelador que un río de palabras. Es lo más bello y a la vez, frágil, escaso, preciado y sin embargo, en ocasiones muy temido. También el silencio duele, pero no me voy a referir a ese silencio doloroso, no, voy a hablar de ese que endulza el alma.
Hay cosas que sólo el silencio sabe explicar, sentimientos que sólo en silencio pueden transmitirse. Nada como la voz del silencio para aquellos que saben escucharlo, para aquellos que saben entenderlo. “Amo tus silencios”… es una de las frases de amor más bellas que he escuchado y que yo la he utilizado muchas veces.
Me gusta escuchar el silencio de nuestras tardes, el me dice eso que tanto me gusta de tu boca escuchar. Cuando te quedas callado mirándome, no hacen falta realmente las palabras para que yo te entienda, tus ojos y tu silencio le hablan a mi corazón. No necesitas usar la voz porque tu mirada me habla y me enamoro de tu boca cuando me miras en silencio, y siento que en un suspiro tu palabra llega, es brisa imperceptible que me llena y besa mi corazón agradecido. Es tu silencio penetrante como flecha de fuego de Cupido, es la mirada tuya la que habla con mensajes precisos que me alocan.
Silencio de unos ojos que callan su verdad… una verdad contenida con ganas de gritar… Silencio de una boca que grita bésame. Silencio donde nuestros cuerpos se entregan callando la llama del deseo… Silencio que me lleva a tus brazos para descansar de mis temores… silencios que no se vuelven incómodos sino tentadores por todo lo que dicen a gritos tus ojos…
Silencio… Sssshhhhh… No digas nada... solo bésame... Mírame a los ojos, que me hablen tus caricias, pronuncia mil palabras con tus manos, conviértelas en caricias atrevidas... deja que mi amor se funda en tu silencio… calla, solo hazme el amor... ámame lento… déjame el sabor de tus besos en mi cuerpo... 

lunes, 16 de diciembre de 2013

Nuestra condena será amarnos


Cuando la luna esta en todo su esplendor, la pasión se enciende entre tu y yo. Todo gira alrededor de nosotros y los rayos de la luna llenan nuestros cuerpos de luz y amor, nos estrechamos uno al otro con pasión. Cuando tú me amas te entrego mi vida y mi alma, sin temor a equivocarme digo que aunque este amor termine un día en el fondo seré tuya hasta la eternidad de mis días. Mi cuerpo reconoce tus caricias y tus manos reconocen mi piel. Nosotros nos sentimos antes de conocernos, nos abrazamos antes de abrazarnos y nos deseamos antes de amarnos.
La luna y las estrellas, nos miran sienten celos de nosotros.. de nuestro amor tan pasional y frenético, de esta locura de amor… y la magia de la noche nos acompaña, silenciosa, sedosa... En ti encuentro la paz, este amor va más de tempestades y distancias… Cautiva en las alturas del goce, del vivir pleno y apartado, entregados al placer del cuerpo, íntimamente unidos, arrebatados… fundidos beso a beso, palmo a palmo, enfebrecidos los sentidos, estoy unida a ti a tu ternura…
Me envuelvo en tu piel, serpeando el calor de nuestros cuerpos hasta llegar consumir el deseo que nos arrasa. Soy Tierra no fecunda en tus brazos, mar no explorado… Me embriaga tu varonil aroma, la sutil suavidad de tus manos, tu sentir pleno y entregado. Conozco tus detalles, tus encantos y tú conoces mi cuerpo sin reparos. Me gusta que me sepas tuya cuando nos amamos tanto.
Poco a poco nuestros cuerpos se funden en el fuego del deseo y la pasión. Hacer el amor contigo es mucho más que eso, es sumergirse en un manantial de agua cristalina y subir al mismo cielo o condenarse en el infierno... Tú piel contra mi piel se pelean por ver quién resiste más pasión, amándonos de una forma sobrehumana y dejando que venza el corazón…
Me lleno de ti hasta la eternidad, me sacio hasta llegar a enloquecer, tus manos son el eslabón que te une a cada poro de piel… Oleadas de placer, en cada sentir, escalofríos de locura y pasión. Nuestros cuerpos se hacen uno… Mi boca y tus labios devoran besos de locura y de salvaje corazón, la noche se viste de madrugada y luego lentamente amanece. El sueño se apodera de nosotros, nuestros cuerpos se abrazan, se duermen con el placer de estar juntos. Placer encontrado y multiplicado. Contigo son así mis noches ¿Y que más puedo yo pedir? Si mientras estés tú, el Sol seguirá saliendo con esas ganas.
Y despertar junto a ti y aspirar el aroma de tu piel mientras miro tu cuerpo totalmente desnudo dormir, es el momento que motiva mis deseos de vivir. Y el contacto de mis labios humedeciendo los tuyos, despierta en nosotros nuevamente el más primitivo de nuestros instintos. Somos presos del deseo y nuestra condena será amarnos. ¡Cuánto tiempo compartiendo lujuria entre tus brazos! ¡Cuántos días solamente a mi has pertenecido! De tu suave salvajismo me has colmado… Pecado de amor, placer y morbo divino, deseo profano, pureza celestial. Yo fui creada mujer... por ti... mi hombre.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Feliz cumpleaños, princesa mía



El onomástico de nuestros hijos es un día muy especial que jamás se nos pasa por alto. Hace 18 años llegó a mi existencia una gran razón de ser. Hijita, ésta es una hermosa fecha para mí también porque se celebra un año más de tu llegada al mundo y ese día fue uno de los más maravillosos de mi vida. Pedacito de mi vida... eres mi niñita adorada, razón de mi vivir, tu juego de niña traviesa ha llenado mi vida, me parece un sueño verte tan grande. En la vida me han pasado muchas cosas buenas pero la mejor de todas fue ser madre de dos adorables criaturas que ya son un hombre y una mujer, el amor que siento por ti y por tu hermano me da fuerzas cada día. Por ustedes estoy dispuesta a dar hasta mi vida.
Mi linda princesa tú llegaste como la lluvia, empapando mi vida, de alegrías, sentimientos profundos, y un inmenso amor. Dieciocho preciosos años. Toda una vida que se ha ido desarrollando ante mis ojos... ummm eso, no hay cosa alguna que lo reemplace. Dieciocho años en los que ambas hemos aprendido, tú, a vivir y yo a ser madre... bueno, por lo menos a intentarlo.
Tú le has dado mucha felicidad a mi vida. Sin embargo algunas veces cometo errores y te pido que me disculpes. Quiero que sepas que todo lo que hago es pensando en tu bienestar. Al verte crecer y ver cómo cada día vas siendo más independiente me doy cuenta que los años pasan volando, pero nena aunque pasen mil años el amor que siento por ti siempre permanecerá intacto.
Me siento muy dichosa de ser tu mamá pues eres una jovencita muy valiosa. No olvides que tus sueños son mis sueños y tus alegrías son las mías. Te agradezco mucho por ser tan dulce y tierna, por brindarme tu ayuda en muchas ocasiones y por ser tan responsable a pesar de tu juventud. Mi princesa, la chispa de Dios esta dentro de ti, llénate de las mejores energías, respira aires de alegría, disfruta de ese ser único y maravilloso que eres, se optimista, manifiéstate a lo grande, a lo bonito, a lo bueno, a lo mejor…
Te deseo una vida plena de esperanza y de sueños realizados. Anhelo contagiarte de amor por la vida, de amor por ti misma y por todo lo que te rodea. Deseo con todo mí ser inspirarte a tener una vida digna y que tengas la actitud y el empuje necesarios para enfrentar con éxito todo lo que esté por venir. Deseo que vivas con intensidad cada momento, que tengas la sabiduría para descubrir todo aquello que ennoblezca tu ser. Graba en tu corazón que eres una persona muy valiosa y muy especial para mí, que te amo y te acepto como eres, que confío en tus propias fuerzas. Tus decisiones, son tus decisiones y yo, solo estoy para acompañarte, guiarte y amarte. Voy a estar a tu lado para cuidar de ti y brindarte mi protección. No importa la edad que tengas, siempre puedes buscarme cuando tengas algún desafío y yo te brindaré consuelo.
Todos estos años son recuerdos inolvidables del pasado contigo, momentos preciosos del presente y promesas de un futuro maravilloso. Te veo como lo que eres y no lo que las personas pueden querer que seas, te veo como una estrella entre un mar de plebeyos, te veo como una hermosa princesa en un cuento de hadas, pero sobre todo te veo como la hija a la que siempre he querido y querré toda la vida.
No importa cuantos cumpleaños vayan y vengan, siempre serás mi pequeña princesa. Ser madre de alguien como tu es un regalo de la vida. Ten mucha fe en ti misma y todo lo que desees se cumplirá. Recuerda que un corazón feliz solo puede dar felicidad y una menta sana solo puede dar tranquilidad. Esa eres tú de corazón y mente grande y nos das felicidad y tranquilidad. Ten siempre presente que nada puede lastimarte a menos que le concedas el poder de hacerlo.
No tienes que demostrarle nada a nadie, solo a ti misma, aprende a diferenciar cuándo eres tu y cuándo estas siendo lo que otros quieren que seas, cultiva tu sencillez y naturalidad, tolera tus defectos pero intenta siempre superarlos, aprende a asumir riesgos, a tomar decisiones y a entender que equivocarse tiene un gran sentido y es el poder aprender… La vida de la mujer es siempre un gran reto, una maravillosa lucha desafiante ante los prejuicios, tabúes y convencionalismo de algunos. Un día serás esposa y madre, pero sobre todo mujer, no olvides que ser madre o esposa no implica anularse como mujer o dejar de tener una vida propia, una madre nunca dejará de ser madre, pero llegará el momento en que sus hijos se vayan y una esposa puede dejar de ser esposa, pero siempre serás una mujer.
Hoy al cumplir 18 años pasas a ser adulta y yo estoy aquí para que este salto a la vida, te sea más fácil por que yo estaré siempre para ayudarte. Tienes un boleto en primera fila para disfrutar de tu vida, mi amor. Haz sido una chica maravillosa y serás una gran mujer, eso siempre lo he sabido. Siempre te amaré y pase lo que pase estaré a tu lado, al menos mientras Dios me lo permita. Que la Virgen te cubra con su manto y Dios te colme de muchas bendiciones dándote salud, prosperidad y amor.
Ahora tomémonos de las manos y caminemos juntas por este mundo con coraje y vayamos al encuentro de la alegría de tu vida. ¡¡Gracias hija por nacer, por existir!! Mi princesa, dulce, tierna, cariñosa, llena de sueños... de anhelos y preguntas... buscadora de respuestas. Mi pequeña mujercita, en camino al descubrimiento de la vida. Feliz cumpleaños hija de mí corazón.

¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS, PRINCESA!!!
Con inmenso amor, tu mami.

lunes, 9 de diciembre de 2013

MUJER QUE LEE


Mi hermanita me mandó hace unos días un chiste por correo que aquí les reproduzco:

Una mañana, el marido vuelve a su cabaña después de varias horas de pesca y decide dormir una siesta. Aunque no conoce bien el lago, la mujer decide salir en la lancha. Se mete lago adentro, ancla y lee un libro.
Viene un Guardián en su lancha, se acerca a la mujer y dice:
-Buenos días, señora. ¿Qué está haciendo?
-Leyendo un libro -responde ella (pensando '¿No es obvio?')
-Está en zona restringida para pescar -le informa el.
-Disculpe, oficial, pero no estoy pescando, estoy leyendo.
-Si, pero tiene todo el equipo, por lo que veo, podría empezar en cualquier momento, tendré que llevarla y detenerla.
-Si hace eso, lo tendré que acusar de abuso sexual -dice la mujer.
-¡¡Pero ni siquiera la toqué!! -dice el guarda.
-Es cierto, pero tiene todo el equipo. Por lo que veo, podría empezar en cualquier momento.
-Disculpe, que tenga un buen día, “señora”... Y se fue....
MORALEJA: Nunca discutas con una mujer que lee. Sabe pensar.

Al terminar de leerlo y de reírme me quedé pensando en la autenticidad de la moraleja y eso me dio pie a este post.

La lectura es una de las actividades más importantes y útiles que el ser humano realiza a lo largo de su vida. No solo proporciona conocimiento sino que educa creando hábitos de reflexión, análisis, esfuerzo, concentración... y recrea, hace gozar, entretiene y distrae. Es una actividad de gran importancia porque ayuda al desarrollo del vocabulario y mejora la ortografía, estimula la curiosidad, relaja el espíritu, nos hace mas libres de juzgar y decidir por nosotros mismos, a través de ella conocemos más mundos y se nos abren los horizontes a nuevas culturas.

La lectura activa la mente e incrementa la inteligencia. Según estudios las personas que más leen incrementan su densidad neuronal; la lectura también hace que la mente trabaje más rápido. Leer nos vuelve más veloces de mente y permite que nuestra experiencia sensorial sea más rica y amplia.
Al acompañar a Robinson Crusoe en su naufragio, al viajar a Comala de la mano de Juan Preciado en busca de su padre, Pedro Páramo, o bien, al luchar contra la invasión de marcianos de H. G. Wells en "La guerra de los mundos" estamos enriqueciendo el acervo mental y neuronal de nuestro cerebro para poder procesar otras experiencias y multiplicando nuestra vida por la de aquellos seres imaginarios que pueblan la historia de la literatura. Sólo basta con ir tras los pasos de Tom Sawyer y de Huckleberry Finn, o embarcarse junto al capitán Silver hacia la isla del tesoro o entrar con Alicia en el país de las maravillas, para ingresar a un mundo mágico y fascinante.
No puedo olvidar los sentimientos que me embargaban mientras leía (cuando tenía 18 años) El Tábano de Ethel L. Voynich, uno de mis libros preferidos y que considero impactante. El hilo conductor me atrapó y en dos días devoré el texto, mientras sufría y reía con las pasiones de los protagonistas. Es imposible no perderse en la historia, no sentirse parte de ella y no aferrarse al amor-odio que genera a su alrededor el protagonista. Este libro me dejó tan impresionada que poco tiempo después lo volví a leer con más calma y pude reafirmar mis primeras impresiones, por sobre todas las cosas este libro es una muestra de lo complicada que es la existencia y como las situaciones extremas pueden llevar a las personas a cambiar de opinión, respecto a casi todo porque con su lectura descubrí que el amor cuando es verdadero es invariable.
Por eso cuando veo a una persona mirando extrañada y como si fuera un bicho raro, a quien está leyendo un libro en un autobús, en un parque, sentado en un muro… me sonrío del observador no del lector, por supuesto. Porque ese tonto observador no sabe que esa persona que está leyendo tiene el placer de estar viviendo en ese momento otras vidas, en otros mundos, que está aprendiendo algo que hasta el momento desconocía. Cualquier viaje puede convertirse en una gran aventura, muchos leemos las páginas de los libros ajenos a hurtadillas en el autobús y muchas veces nos olvidamos que el libro no es nuestro y acabamos en una postura de contorsionista para ver el título (no pregunten cómo lo sé).
Leer es un privilegio y siempre será bueno porque aprendemos y crecemos en conocimientos. Los libros nos enseñan cosas nuevas y nos abren un mundo de nuevas posibilidades. Una mujer que lee deja de ser la tonta modosita que solo piensa en satisfacer las necesidades de su familia sin importar lo que ella realmente quiere o desea. Al irnos llenando de sabiduría las mujeres comenzamos a aspirar a muchas más cosas dentro de la sociedad y a desarrollar nuestra inteligencia. De ahí la moraleja de la historia del inicio de este post, muchas personas sobre todo hombres, por supuesto, le temen a las mujeres que leen. Afortunadamente no todos los hombres, pero hasta los más audaces tienen mucho cuidado al enfrentarse a una mujer que lee.
Las mujeres no podemos pretender ser sólo bellas por fuera, no sirve de nada comprarse un lindo vestido si a la hora de hablar no dejamos ni transmitimos nada; porque hasta los que aprecien nuestra belleza exterior pensarán que somos muy plásticas, huecas, unas muñecas. Hay que ser bellas por fuera y por dentro. Leer sólo puede engrandecer nuestros conocimientos y ponernos a la altura de cualquiera, hay que ser bellas pero también inteligentes.
Ahora, ¿qué leemos las mujeres? Pues de todo. Unas consumen lo último que ha aparecido en las librerías, otras se van por el best seller de los últimos tiempos y se deleitan con las relaciones sadomasoquistas de Grey. ¡Bien por ellas! Las que revisan un libro de cocina, las que leen una revista y reflexionan sobre la realidad económica del país, las que vuelven a su novela preferida, las que leen la Biblia todas las noches, las que leen libros de crianza, las que leen biografías de mujeres u hombres célebres, las que leen textos de filosofía para seguir indagando el por qué de la vida, las que leen un cuento de niños a su hijo antes de dormir, y se duermen ellas leyendo…
Las mujeres leemos señores y leemos bien, a pesar de habernos mantenido por siglos relegadas a la educación. Las mujeres encontraron en la lectura una manera de romper la estreches de su mundo, la puerta abierta al conocimiento, la imaginación, el acceso a otro mundo, un mundo de libertad e independencia y esto les permitió desarrollarse y adoptar, poco a poco, nuevos roles en la sociedad. Y valemos para casi todo porque hemos tenido entre las manos algún libro sobre escuchar, o curar, o de recetas de la abuela, una guía de campo, restaurantes o de viajes improvisados. Y algo recordaremos, para eso tanta lectura. También hay quienes olvidan otro detalle y es que por mucho que hablemos ahora de las sombras de Grey, es muy posible que también hayamos leído el kamasutra. Supongo que para gustos se hicieron los colores, y que poner una etiqueta es fácil de entrada, y no cabe duda que si ese es el rasgo característico, leer, es todo un piropo.
Las mujeres que leemos no prometemos un "para siempre" pero si un día a día. Sabemos que la alegría está en las cosas más sencillas. En la juventud damos magia y en nuestra plenitud invitamos a seguir descubriendo lo que nos une. Sabemos que los personajes se reinventan y que toda historia puede tener una secuela.
¿Cómo saber cual es la mujer que lee? Es esa, la que siempre al coger un libro primero lo huele. Enamórate de ella y verás de todo lo que es capaz de darte. Aunque mejor, enamórate de una mujer que escriba...
Y esto me acaba de recordar algo buenísimo que me leí hace algún tiempo “Sal con una chica que lee” de Rosemary Urquico. Voy a buscarlo para ponérselos aquí para que tengan el placer de disfrutarlo.
¡Ah! Y me he referido a las mujeres por el cuento pero sepan que nosotras adoramos a un hombre que lee, por las mismas razones claro está, no es lo mismo conversar o compartir la vida con un hombre inteligente y culto, que con un alcornoque.
Los quiero.

jueves, 28 de noviembre de 2013

¡NO NOS ENTIENDEN!


A pesar de que cada vez las mujeres tenemos mayor presencia en forma y espacio en la vida moderna hay algo que aún se hace muy difícil y es que los hombres nos entiendan. Muchos dicen que somos más complejas que un carro. La realidad es que muchas veces nos preguntamos (y me refiero a ambos géneros): ¿Por qué los hombres no entienden a las mujeres? Nosotras no comprendemos cómo ellos no pueden entendernos si intentamos ser claras y expresivas, pero de nada sirve, ellos siempre parecen equivocarse.
Esto no es causado por el desinterés o la apatía, sino por una reacción propia del cerebro masculino... o al menos eso dice un estudio publicado por las Universidades de Aachen y de Duisburg Essen, en Alemania, el cual comprobó que el cerebro masculino es menos certero y más lento al momento de interpretar las emociones femeninas. Al parecer es cuestión de neuronas.
Definitivamente, cuando dicen que los hombres son de Marte y las mujeres somos de Venus, no puede ser más cierto. Los dos sexos somos diametralmente opuestos en muchos aspectos, y uno de los más importantes para nuestra convivencia es la comunicación; y aún cuando le enviamos a nuestros hombres señales clarísimas a través del lenguaje verbal y corporal de que algo no anda bien, en incontables ocasiones pasan desapercibidas.
El mundo femenino está rodeado de algunas frases enmarcadas en el doble sentido. ¿Que por qué somos así? De fábrica venimos hechas de esa manera, así que lo mejor es relajarse, prestar mucha atención a las frases claves, y así no nos harán enfurecer. Existen muchas frases comunes que todas las mujeres dicen y que los hombres no saben cómo interpretar o no entienden. Éstas son las más frecuentes. Sin dudas son cosas que todo hombre debe saber porque mujer que no diga o haga lo siguiente no es mujer porque todas las mujeres somos diferentes... pero el lenguaje es el mismo.

1-OK (también BIEN): Es la palabra que se utiliza para finalizar una discusión cuando nosotras tenemos la razón y a los hombres no les queda más remedio que callarse. No insistan, será peor. Terminar una discusión diciendo en tono sarcástico: "Ahhh, OK", sin dudas es una de las frases más peligrosas que una mujer puede decir a un hombre. Estate atento, si dijo "OK" la pagarás si o si.
2-CINCO MINUTOS: Esta frase es relativa, si nos estamos arreglando cuando la decimos significa MEDIA HORA, porque todavía nos falta encontrar los zapatos, las llaves y el bolso, incluida una imprevista ida al baño. Pero si le hemos pedido que nos ayuden y le concedemos un tiempo para terminar de ver el partido o terminar algo que estén haciendo, no tengan dudas de que son exactamente cinco minutos que parecen tres.
3-NADA o NO ME PASA NADA: ¡Peligrosísimo! estás en un serio aprieto. Cuando una mujer dice esto, en realidad aún tiene muchas cosas por decir. Esta es quizá la frase más famosa del vocabulario femenino, es la calma antes de la tormenta. Significa que ocurre de todo y además grave y que ella no está dispuesta a explicarlo, puede ser que la estás haciendo infeliz, que la relación no da para más, que le estás jodiendo la vida… Se limitará a esperar que lo adivines y si no lo haces, pobrecito de ti. Debes estar alerta porque las discusiones que empiezan con NADA, normalmente acaban con OK.
Se dan dos situaciones con esta frase: consideramos que él es demasiado tonto para comprender la razón del enojo o estamos tan molestas que preferimos no discutirlo en ese momento. Hombres les recomiendo que no la harten repitiendo la pregunta cada dos minutos porque entonces gritará la respuesta y “arderá Troya”, mejor dale un tiempo prudencial y ella misma te dirá qué le pasa. Si no estás de acuerdo con lo que dice, no te pongas a discutir exprésale tu punto de vista sin gritar.
4-HAZ LO QUE QUIERAS (también NO HAY PROBLEMA, ADELANTE HAZLO o NO, NO ME MOLESTA, ES TU DECISIÓN): Atención, lo aconsejable es que ¡Ni se te ocurra hacerlo!: esas expresiones son un desafío, no un permiso. Cuando una mujer esta enojada y usa estas palabras se traducen literalmente en: “Si lo haces te va a ir mal”, “Lo vas a lamentar”. Y realmente si lo haces eres hombre muerto te hará lo mismo o peor, no el mismo día pero lo hará... meditará cómo y cuándo cobrará tu imprudencia. Así que en este caso, tómense dos minutos para respirar e indagar cuál es el motivo de la molestia, siempre conviene recurrir al diálogo pacífico para un entendimiento.
5-GRAN SUSPIRO: En realidad, el suspiro es una palabra, pero no verbal. Muy a menudo los hombres no lo saben interpretar. Un suspiro alto y claro significa que ella piensa que eres idiota y se pregunta por qué esta perdiendo el tiempo, cree que es mejor no continuar la discusión.
6-MUY BIEN: Esta es una de las frases más peligrosas que una mujer puede decir a un hombre, ese “muy bien” es el inicio de la venganza. Significa que ella meditará cuidadosamente antes de decidir cómo y cuándo pagarás por tu equivocación.
7-GRACIAS: Si una mujer te agradece algo, ¡no hagas preguntas!, ¡no lo arruines!, ella quiere sólo dar las gracias. Pero espera al menos un DE NADA por respuesta.
8-MUCHAS GRACIAS: Ojo, muchas veces es puro sarcasmo y no te está dando las gracias precisamente.
9-DA IGUAL (también COMO QUIERAS, COMO DIGAS): Es un modo gentil de decirte ¡¡vete a la mierda!! ¡¡Me tienes harta!! Pero no dudes que de alguna manera va a lograr que todo termine siendo como ella quiera.
10-NO TE PREOCUPES QUE YO LO HAGO (también TRANQUILO, DEJALO ASI): Otra frase peligrosa. Significa que desconfía de tu capacidad para realizar la tarea y prefiere hacerlo ella misma. De ninguna manera es un acto de bondad. También puede significar que te pidió en repetidas ocasiones que hicieras algo y finalmente lo está haciendo ella. Esto hará que se enoje en verdad y aunque te sientas muy aliviado en principio, el precio que pagarás será muy alto. Cuando más tarde preguntes ¿pero que he hecho de malo? ¿qué pasa? La respuesta es el punto numero 3.
11-TENEMOS QUE HABLAR: Cuando una mujer dice esto es porque se trata de algo serio, casi siempre algo que tiene que ver con la relación. Esto puede significar que el fin está muy cerca o que hay algo verdaderamente serio que la preocupa, no tienes que salir corriendo ni esquivarla, trata de mantener la compostura y por sobre todas las cosas, escúchala.
12-Aaahhhh…: ¡¡MALO!! ¡¡MALO!! No la ha convencido para nada lo que le has dicho, no te cree o no es la respuesta que esperaba. Ten por seguro que seguirá indagando sobre el tema. Si quieres eliminar sus dudas y que no se enoje de verdad dale una explicación cierta y lógica para que te crea.
13-¿QUIÉN ES ESA MUJER?: ¡Estas completamente jodido! La primera es, aparentemente, solo una simple pregunta, pero recuerda que cada vez que una mujer te pregunta “quién es” y se refiere a otra mujer en realidad te está preguntando: ¡¡¿¿QUIÉN ES ESA PUTA Y QUÉ ES LO QUE QUIERE CONTIGO??!! Ojo con lo que contestas.
14-QUÉ SIMPATICA TU AMIGA: Significa sinvergüenza en que andarás, desgraciado (y los peores adjetivos e insultos que te puedas imaginar). Antes de responder piensa como mimarla a ella, complacerla y decirle cosas que hagan que se sienta segura de la relación contigo y del lugar que le das en tu vida, sino date por muerto.
15-DIME LA VERDAD: Es bastante obvio que cuando una mujer te dice esto es porque ya sabe exactamente la verdad, se enteró por alguien más y está esperando que confieses. No te pongas a inventar historias y a decir justificaciones estúpidas porque ella se pondrá más furiosa de lo que ya está. Sé lo más honesto que puedas y asume tu responsabilidad si algo no estuvo bien, ella valorará mucho más eso que las historias de fantasmas.
16-TAL VEZ: Esta es una frase que no involucra peligros inmediatos para los hombres, o al menos casi nunca, esta frase quiere decir “sí, pero ruégame un poquito”. Cuando una mujer la aplica, quiere ponerle interés al asunto haciéndose la difícil. Si su hombre le ruega, es casi seguro que las cosas lleguen a muy buen término.
17-DÉJALO, YA NO IMPORTA (también NO TIENE IMPORTANCIA): Claro que importa, tiene importancia y mucha. La frase es aplicada cuando siente que el hombre no le dio la consideración necesaria a algo de mucho interés para ella. Ella dice esta frase con la esperanza de que él reaccione y se dé cuenta de que sí importa, pero si la reacción es de indiferencia, seguro habrá una pelea.
18-UMMMH: Ese sonido significa que desconfía o esta celosa pero no te lo dirá, simplemente investigará. Así que cuídate.
19-¿AH, SI?: Esto significa que no te cree nada, tiene la seguridad de que estas mintiendo, y si ya lo ha comprobado créeme eres hombre muerto
20-AJA: Dice más que mil palabras. Significa ya cállate, no quiero hablar contigo ahora y buscara un pretexto ridículo para dejarte solo.
21-OLVÍDALO: ¡No lo olvides! porque seguro que la cagaste y ella jamás lo olvidará. Esa palabra da miedo porque con ella te está diciendo que estás en problemas. Ya no quiere discutir contigo porque eres un imbécil que no la entiende, al parecer el asunto va mucho más allá de tu entendimiento. También significa que eres un subnormal que no escucha y esta en su mundo.
22-NO ME IMPORTA: Pide disculpas en ese momento porque mueres.
23-¡QUÉ BIEN!: Destila rabia por los poros, esta a punto de explotar.
24-MEJOR VETE: No te vallas a ir... si te vas mueres, ella tratará de vengarse haciendo cualquier cosa que te moleste.
25-NO NECESITO QUE VENGAS: Significa ven que me muero porque vengas. Si vas te amará y lo tomará como un acto de amor.
26-NO SALIMOS NUNCA: No es en ningún caso una información por tanto no se te ocurra contestar “¡Tienes razón!” y quedarte como si nada, mejor haz algo de inmediato porque lo que ella está diciendo es que no hacen nada juntos y lo echa de menos.
27-ESTO ESTÁ HECHO UN DESASTRE, TENEMOS QUE ORDENARLO: Significa que desea que te pongas inmediatamente en marcha para arreglarlo. En general, todas las segundas personas del plural que usan las mujeres se refieren sólo al hombre. En muchas ocasiones, hasta las primeras personas del singular, ese “Tengo que“, también va dirigido a que el hombre se sienta aludido y actúe. Es fácil entenderlo: sea cual sea la frase, si hay una acción, el hombre se tiene que poner en movimiento.
28-¿CÓMO PUEDO HACER ESTO?: En un 60 por ciento de los casos ella no tiene la más mínima intención de aprender, sólo espera que tú lo soluciones.
29-NO: Aquí no hay vuelta de hoja, que no te quepa duda de que NO es No. Y no vale pensar que es sí o tal vez, y ponerse pesados con el tema.
30-ALGÚN DÍA, QUIZÁS (también PUEDE SER): Si es la respuesta a una invitación a salir o a algo específico que quieres que haga, en el primer caso significa que no tiene la más mínima intención de salir contigo por mucho que tú creas de que su magnífica sonrisa significa que la tienes en tus manos, y en el segundo caso significa que no lo hará.
31-LO LAMENTO: No te equivoques significa que no le importa lo que pienses.
32-HACEMOS LO QUE TÚ QUIERAS: Significa “no te lo crees ni tu, haremos lo que yo quiera”.
33-TENGO FRÍO: Es para que la abraces, no para que le prestes tu suéter.
34-TENGO SUEÑO: En momentos de esparcimiento sencillamente quiere decir “Vámonos”.
35-SÍ MI AMOR: Dicho en una discusión es para hacerte creer que tienes razón, pero en realidad dicen eso para terminar y que te quedes contento. Ten mucho cuidado, porque eso generalmente no termina ahí.
36-NO ES CULPA TUYA ES MÍA: Realmente lo que te quiere decir es que el responsable de todo eres tú y que ella no debió confiar en ti.
37-NO ERES TÚ, SOY YO: Olvídalo, ya no quiere nada contigo, así que mejor despídete de ella.

Para los hombres la mente y el lenguaje femenino son algo complejo e indescifrable. Simplemente no entienden, o les cuesta trabajo entender nuestras señas o nuestras indirectas. Espero amigos, que estas claves les sirvan de algo. Lo cierto es que cuando una mujer te responde OK o MUY BIEN, revisa toda la conversación y mira dónde la cagaste. Es así, es complicado, lo sé, pero somos así.
¡¡¡Si eres hombre esto te ayudará para evitar discusiones inútiles!!!
¡¡¡Si eres mujer esto te hará reír... porque sabes que es verdad!!!

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Huyo y regreso



Amor. Es una palabra tan corta, pero con un significado muy profundo, hay quienes consideran que el amor, después del don de la vida, es el don divino mas preciado. Todos los seres humanos hemos sido provistos con la sublime capacidad de amar.
El amor es latente anhelo del corazón, que con el juicio y la razón anda en guerra permanente. El amor es en el fondo lo importante y lo que nos hace importantes, por más que podamos parecer estúpidos, bobos, torpes y ridículos, cuando estamos enamorados. Hace valiente al cobarde y cobarde al más valiente, pasa en la misma hora de la cólera al cariño.
Cuando el Amor se cruza en el camino, nada ni nadie puede evitarlo, es mas fuerte que cualquier cosa en el mundo, que las distancias, que la razón, simplemente insiste, se impone... Los lazos del Amor son invisibles, inevitables e ineludibles. Aunque trates de cambiar de acera, aunque te aferres al pasado, aunque intentes no dejarlo entrar, no sentirlo, ser indiferente con el, aunque le cierres las puertas...Las sensaciones y la esencia del amor siempre pero siempre te persiguen aunque quieras mantener al margen tu mente, aun así, en los pensamientos te insiste, se asoma, te acosa, ¡LA FUERZA DEL AMOR ES MÁS GRANDE Y MÁS FUERTE QUE TU!
Dicen que con el tiempo las cosas cambian... pero yo sigo aquí con el mismo amor e incluso mas intenso que al principio... Recuerdo las dudas que surgían en mi al principio y cómo desde siempre y hasta el día de hoy seguro y dispuesto me afirmabas que junto a ti yo seria feliz. Y hasta hoy jamás a dejado de ser así, día a día haces hasta lo imposible para sacarme una sonrisa y entregarme todo tu amor. Y yo sigo aquí amándote día a día, más y más.
Eres parte de mis gestos, causa de mis sonrisas, motivo de mis silencios… tocarte, besarte, hablarte, escucharte o pensarte motiva el sentido de mis verdades... Emociones compartidas, que iluminan nuestras vidas… es verdad, no es un cuento que te llevo muy adentro pues no sólo son pasiones, también son sentimientos… Sentimientos encontrados que gritan que dos almas gemelas se han encontrado.
Tus ojos hacen que me pierda en tu ternura más dulce, sin ti me perdería, el amor que tu me das alimenta mi alegría, tus caricias matan mi tristeza... La vida me sabe a ti, porque tú estás en ella alegrándola y gritando lo que sientes por mí. Huyo y regreso buscando quemarme... Muerde fuerte el deseo destruyendo la cordura. El alma entre las piernas siento convulsionarse... Tu piel sobre mi piel, la miel de tu boca, tu mente que es hábil y esta loca obsesión que domina la sangre. No hay explicaciones, ni habrá interrogantes ardiendo en nuestro fuego.
Tu piel sabe a caricias, tus manos a ternura, tu mirada a pasión escondida, tus labios a entrega enamorada, tu cuerpo a gozo. Tú me robas el pensamiento y la ambición de ti. Eres mi mundo de placer, mi ilusión de vivir, mi esperanza de cariño, mi suelo de bondad, mi sueño de pasión, mi pensamiento constante...
La mañana se vuelve cálida cuando tu cabeza comparte mi almohada, cuando tengo tu cuerpo desnudo junto a mi piel… esas mañanas el cielo es tu rostro y mi tierra tu amor. Contigo me muero de placer, sin ti me muero de añoranza, contigo tiembla de emoción, sin ti lloro por tu ausencia, contigo vivo la vida sin ti la vida pasa sin vida. Hemos tenido dificultades y días grises, pero siempre son más días que grises y hemos aprendido que las nubes también son parte del paisaje.
Hacer el amor contigo y llegar a lo más profundo de tu ser y beber de esa vertiente de fuego que nace de tu pasión y embriagarme de tu placer, recorrer tu cuerpo como si fuera la ultima vez deseando sin pausas en mi te derrames. Tu boca es mi condena porque con ella yo de lujuria perderé la cabeza. No sabes el antojo que se ahoga en mi garganta cuando rebasas mi idilio con tu hombría, cuando el “te amo” perdura en tus sonidos y estrecha la cordura… No hablo solo de amor, hablo del lenguaje de tu piel, del sabor del deseo… hablo de humedades, de deslices, de roces, de divinas penetraciones, de caricias obscenas, de sed insaciable… hablo de ti y de mi, de esta locura que ambos vivimos desde que nos conocimos.
Te amo más que la primera vez que te dije que te amaba porque ese sentimiento se hace más fuerte cada día. Eres parte de mi vida y en lo primero que pienso al despertar… si antes no podía imaginar mis días sin ti ¡imagínate ahora!, imposible... Te he ido queriendo a diario, sin una ley, sin un horario… nadie lo planeo así, fue cosa del destino. Estos años significan mucho en mi vida, no hay nada que se pueda comparar con las cosas que he vivido contigo, gracias por el aguante, la paciencia y la valentía. Eres todo y más. Por eso cuando huyo, siempre regreso.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Ser mujer es más que portar un vestido



“Te doy gracias mujer por el hecho mismo de ser mujer. Con la “intuición” propia de tu feminidad enriqueces la comprensión del mundo y contribuyes a la plena verdad de las relaciones humanas”
Karol Wojtyla
Cuando Dios creó el mundo, ni siquiera había pensado en lo importante, lo insustituible, lo imprescindible, lo inimaginable, que resultaría su más preciada creación: la mujer. Pero, ¿Es simplemente la palabra mujer lo que envuelve y representa a tan sublime y bendecida criatura? Pues simplemente: No.
Ser mujer es más que portar un vestido, es serlo en el corazón y en los pensamientos. Es algo más que tener que maquillarse diariamente y lucir sexy ante los demás. Es algo más que tener sexo con un hombre. Hoy podemos vestir como una reina, mañana ser la dama más sencilla del universo, reír hasta que nos duela el alma y llorar sin vergüenza… Corre por nuestra piel la ternura, la pasión, la generosidad y la entrega total. No existe humano alguno que se compare con nosotros, podrán haber conductas asociadas o asimiladas, pero la diferencia recae en la originalidad femenina; hacemos las cosas desde lo mas recóndito del corazón.
El alma, la esencia femenina va a la totalidad, custodia, protege, conserva, nutre, alimenta, ayuda a crecer y favorece todo lo que le rodea, principalmente a sus seres queridos. Esa sensibilidad tan intensa que fluye natural en nuestros cuerpos, ese deseo insaciable de ser amadas, esa fuerza interior que nos mantiene firmes a pesar de las difíciles situaciones que nos depara la vida...
Llevamos en nosotras ese lugar tan especial donde una nueva vida comienza, alimentando desde nuestro interior ese ser que apenas se está formando, y que nos hará capaces de conocer uno de los más grandes amores que pueda sentirse, sin importarnos cuán marcados puedan nuestros cuerpos quedar ante esa maravilla divina que es la maternidad...
A lo largo de los años, hemos adquirido demasiadas responsabilidades. Somos y seremos un pilar decisivo en la vida de nuestras familias. Seguramente tendremos caídas y tropezones, pero lo maravilloso de ser mujer es la forma encantadora de cómo nos levantamos, quizás sin fuerzas, pero es impresionante como la sonrisa de un hijo, las responsabilidades laborales, el amor de pareja… hacen que podamos sacar adelante nuestro agobio y cansancio.
Sabemos lidiar con los problemas, sin mirar atrás, creemos en nosotras mismas a pesar de todo, levantamos nuestros rostros con mirada de esperanza a pesar de los prejuicios del mundo donde creen que una mujer debe permanecer bajo el yugo del "más fuerte"... Superamos el dolor con valentía, podemos reflejar nuestros sentimientos tal cual son, extendemos una sonrisa, dejamos correr una lágrima, siendo nosotras mismas en todo momento, intentando siempre calmar el dolor de los demás... Podemos decir un "Te amo" sin temor al rechazo, sin pensar que esa palabra pueda significar un compromiso, sino que es sólo el reflejo de un sentimiento sumamente tierno y sublime...
La intuición femenina, permite de un modo casi inmediato que una mujer capte un estado de ánimo, un problema, una situación “que no cuadra”, pero todo referido al otro, a la persona concreta, a “dar vida” en el sentido mas amplio del término. Muchos pensamientos nos martillan en la cabeza y nos producen, tristeza, angustia, desaliento, pesimismo, pero tenemos que entender que no somos responsables del accionar de los demás, que hay situaciones que no podemos cambiar y que para cultivar pensamientos positivos que aumenten la autoestima, debemos enfocarnos en todo lo hermoso que tenemos como persona.
La mujer nunca debe quedarse rezagada, ni sentirse menospreciada. Esto solo lo controla la sociedad y tu mente. Sacúdete de los tabúes, del miedo, de la dependencia, del yo no puedo y de toda excusa que no te permita sentir la grandeza de ser mujer. Revístete de los dones multifuncionales regalados por Dios: ser profesional, esposa, amiga, madre, etc. ¿Quién puede hacer varios roles al mismo tiempo? La respuesta la conoces tú.
La mujer que se asume como mujer, que no busca competir con el hombre sino sacar lo mejor de ella para impregnar el mundo con su esencia, la mujer profunda y enamoradamente femenina, es aquella que puede cambiar al mundo, es aquella que educa, que ama, que participa lo mismo en política, que en economía, que en su casa, que en sociedad, que le da sentido a la vida de otros y así adquiere sentido su propia vida, que es magnánima, caritativa, que busca tener retos para superarlos, que es sensible, alegre, luchadora, trabajadora, pacífica y agresiva, aquella que busca ir al alma, al corazón de quien la rodea, para sanar heridas y colmar de cariño.
Es necesario enfocar nuestra atención en aquello que nos produce paz y aprender a perdonar, comprender que el perdonar es un proceso donde debes asumir lo que te dolió, no tratar de entenderlo porque muchas veces allí radica el que siga doliendo, pues como no entendemos por qué el otro es capaz, entonces no aceptamos. En muchas ocasiones debemos ser más flexibles, ya que intentado resolverlo todo adquirimos muchos controles para lograr que todo salga bien, pero en el fluir debemos hacer que los demás nos valoren, se den cuenta del rol importante que nosotras jugamos pero lo básico es que nosotras estemos muy concientes de lo que valemos.
Somos increíbles, tenemos esa habilidad tan maravillosa y sutil para lograr que muchas veces nadie nos entienda, a veces ni nosotras mismas y de algún modo, eso nos hace diferentes... Nosotras siempre estamos soñando, viviendo, luchando, amando... Somos tan grandes como el universo, tiernas como la flor, fuertes como la roca, apasionadas como el sol y bellas como la naturaleza. Somos el proyecto más grande de Dios.
Si tuviera la oportunidad de regresar al vientre de mi madre, ir más allá, volver a ser un simple y veloz espermatozoide, si pudiera elegir el cromosoma que deseo ser... sin dudarlo volvería a ser mujer... porque amo ser mujer.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Amen y déjense amar



"Erotismo y poesía: el primero es una metáfora de la sexualidad, la segunda una erotización del lenguaje”.
Octavio Paz

Pese al desánimo general que existe en la actualidad. El amor y el erotismo son y seguirán siendo universales. Hay ganas... hay amor, pasión, locura. Amen y déjense amar, sin tilde. Dos cuerpos tocándose, lamiéndose, oliéndose, oyéndose, mirándose, poniendo los corazones a 1000 en una hora o dos. El éxtasis o clímax, el orgasmo, todos sabemos que es más fuerte, más largo, más intenso cuando se empieza despacio, lento… y ya húmedos acabar deprisa con fuerza y totalmente descontrolados… Sí, amen y déjense amar… de pie o tumbados, boca arriba o boca abajo, cara a cara o de lado, en el sofá o en la bañera, en el auto o en el sillón, en la silla o en el suelo, en la ducha o en la mesa, en el ascensor o en la cama…
Ante el amor no duden porque es una bendición de Dios. Y no olviden que el sexo asociado al erotismo permite llegar al éxtasis interior, provocando la intensidad del placer sentido porque el erotismo rompe con las ataduras de la vergüenza, el pudor y los complejos. Sean amor en cada roce, pasión en cada beso… y tocarán el cielo.
El amor es poderoso, misterioso, mágico… nosotros lo sabemos, ¿verdad, amor? Tu amor me inspira, tu ternura me conmueve, tus besos me enloquecen, me haces sentir mis instintos más salvajes… Ámame, sóbame, bésame, acaríciame, poséeme, excítame, deséame… Encendámonos con pequeños deseos y traigamos hasta el incendio más fuego, besémonos hasta la extenuación… ámame con todas tus fuerzas, ganas, pasión, ternura, lentamente y después con prisa… Jadeemos, suspiremos, susurremos, sudemos, gocemos… y boca contra boca silenciemos los gritos y mirémonos desaparecer juntos lentamente, abrazados, hasta otro renacer. Haz lo que quieras, cuando quieras, como quieras, donde quieras… sólo importa que me hagamos el amor.
Porque cuando hacemos el amor eres cálido como el verano, estimulante como el vino, apasionado como el volcán… Tus manos me recorren... siguen la senda de mi desnudo cuerpo y desembocan en los oscuros rincones de mis deseos, y allí, cual firmes centinelas del mayor tesoro que poseo, se apoderan de mi voluntad de hierro. Tus labios cumplen mi anhelo. Te instalas en mi y dispones... me place, eres mío... te pertenezco... Tus besos, tus caricias, tu mirada, son el agua que calma mi sed, el alimento que nutre mi alma.
Hoguera sin llamas se vuelve el momento... siento mi locura y tus labios, el placer... clavas tus ansias en mi anhelo, sube el calor, te disfruto dentro, nos gozamos por completo con entrega, con lujuria ordenada, sin prisa. El mundo comienza y termina aquí. En ti... en mi... extasiados, completos, embriagados de amor... de olor... por favor, amor... abriga mi alma, pues mi cuerpo ya se deshizo entre tus besos. Tiemblo cuando me arrancas la vida en un beso, estoy atada a estos deseos que me abrazan el alma, a esta llama que no se apaga. Tú haces que me olvide del mundo, que nada importe en mi pensamiento, por ti, me dejé robar hasta el último suspiro.
Te amo y me dejo amar, haciendo el amor con el alma y con el cuerpo, sintiendo tu piel entrando en la mía, la compenetración de nuestros cuerpos y nuestros hálitos… unidos por el amor, por la pasión, visitamos las galaxias inimaginables del placer… nuestra cama es nido de pasiones… pecado para muchos, bendición para los dos, cuánto placer en nuestros sentidos, erotismo y placer en nuestros cuerpos, sensualidad en nuestras vidas. Si me preguntan qué significas en mi vida, te compararía con el mar porque eres como la marea, llegas a mi playa y arrasas con todo.

viernes, 1 de noviembre de 2013

Hoy te haré el amor



Lo que siento por ti me empuja sin control hacia delante, a olvidar el mundo que nos rodea, a crear un instante en el que sólo existamos tú y yo y alargar ese instante eternamente. Te has metido en mi vida y no quiero que salgas porque te quiero. Te digo que te amo, pero ya lo sabes, lo que quiero que sepas es que no te amo en pasado, ni en presente, ni en futuro, es un amor sin tiempo ni distancias, es amor puro simplemente, cargado de ilusiones, lleno de promesas que no deben cumplirse porque ya se cumplieron todas al conocerte.
Siento las veces que soy pesada, las veces que te hago rabiar o enfadar, los momentos que has estado al límite... pero solo te digo que hasta esos instantes merecen la pena vivirlos contigo, por que eres increíble… Quiero vivir muchos momentos más contigo, aunque peleemos, gritemos o lloremos de rabia o por echarnos de menos o nos matemos por querernos todos los días, los 365 días del año y más. Porque mereces la pena, porque te quiero.
Te pido perdón por no saber quererte de la forma que a ti te gustaría, pero te prometo que siempre te querré con todo mi corazón de la mejor forma que sepa hacerlo y sabes que en mí, eres el sello más real… Porque tú sabes que no sólo marcaste mi corazón, sino que en mi vida aunque no estés, están y estarán presentes tus huellas.
Me encanta cuando me haces el amor y haces de mi espalda con tus manos una cascada viva de caricias. Mi cuerpo entre tus manos cobra vida mientras tus manos ágiles diseñan su contorno, tus labios hacen de mi una fuente de agua viva saboreando mi piel como si fuera la última vez y cuando recorres paso a paso con tus dedos mis caminos… Hacer el amor contigo... es un boleto al paraíso, es surcar las puertas hacia el infinito, es sentir la sangre galopando por mis venas palpitante... embriagante, sin temor, sin pena… es embriagarme de tus besos, esos besos que me queman estremeciéndome de emoción…
Hacer el amor contigo me atolondra, me enloquece, me excita... es enlazar nuestros cuerpos al unísono y bailar impregnados de amor y en sudoroso jadeo entregarnos a esos placeres exquisitos. Me gustan las sonrisas salpicadas, la forma que me admiras mientras ves como ante ti pierdo la batalla. Me gusta tu olor, tus aromas más íntimos, me gusta tu boca sensual, carnosa, bien definida, más cuando sonríes... El color de tus ojos, la expresión de tu mirada… Me gusta cuando me haces el amor porque eres apasionado, eres sensual, original, cautivador, me haces sentir que estoy en la cima del cielo…
Me gusta cuando me haces el amor y me miras con esa mirada desafiante, la misma que me admira y hace que me sienta grande a cada instante. Me gusta embriagarme de tu placer y sentirte desvanecer sobre mi cuerpo, sentirte sobre mi frágil e indefenso... Tus manos, tu mirada, tu dulzura, desbordan en el vértigo del fuego donde en olvido la razón se quema.
Me gusta ver el deseo dibujado en tu mirada, sentir que tus manos tiemblan al contacto con las mías y tu boca entreabierta me susurra al oído una suplica de amor callada. Me gusta cuando nuestras manos acarician y recorren nuestros cuerpos, despojándonos de nuestras prendas que van cayendo y nuestros cuerpos desnudos se funden en la hoguera del deseo, mientras nos envolvemos en besos para comenzar nuestras sesiones interminables de amor…
Me gusta tener tu cuerpo convertido en hoguera fundido al mío, estar sumergidos en el torbellino de la pasión, llegando al clímax una y otra vez… el deseo que ambos nos tenemos hace que esta hoguera sea casi imposible de apagar. Hacer el amor contigo es más que sexo, más que piel, es un encuentro de almas, un juego de amantes, es pensar en ambos sin egoísmo, amándonos intensamente.
Si, si me haces el amor así, con ese arrebato en calma, penetrando el interior de mi alma, mojándome el deseo mismo… entre pausa de beso y abrazos, caricia muda, miradas y reflejos, mis pechos erguidos bajo tu lengua… más que lento, como el mar en calma, profundo e inmenso, fiero y con un dejo tierno. Sin dudas mi vida, si sigues haciéndome el amor así no perderé la locura de tenerte.
Hacer contigo el amor es como detener en un instante el universo para después hacerlo estallar en un segundo dentro en mi cuerpo y sentir que hasta el último átomo de mi cuerpo es recorrido un fuego maravilloso y eterno. Hacer contigo el amor, es elevarse hasta el cielo, suave y violento para luego estallar en artificios... es galopar desnuda sobre tormentosos vientos para luego descansar en la suave brisa de tu aliento… Hacer contigo el amor es... la más hermosa sensación de eternidad...
Por eso ven, y como siempre hazme el amor de esa manera, hurgando en mi vientre el cóncavo y convexo de tu sexo encendido. Si, hazme el amor entre conquista prohibida, desatando la tormenta dormida, huracanes, explosiones, caricias y gemidos... qué importa si pierdo los sentidos, si clamo que te amo… ven y hazme el amor profundo.
O mejor, ¡Hoy yo te haré el amor! Seré tuya, serás mío, sin razones, sin motivos ni preguntas… Muy lentamente me acercaré a ti, sin reclamos y sin dejarte hablar… Y ya cerca acariciaré tu rostro, te hablaré muy despacio, te diré al oído cosas inimaginables que sólo te harán desearme más. Recorreré palmo a palmo cada parte de tu cuerpo y sintiéndote en la gloria pedirás más placer, te mirarás en mis ojos que profundos y serenos te dirán que soy tuya... Sentirás mi piel arrastrarse por la tuya y aunque somos dos cuerpos, en almas seremos una.
En ti verteré amor, pasión, deseo y lujuria y tú sentirás morir en delirio, y ya al borde del éxtasis me harás tuya completamente de manera pasional, salvaje y tierna al mismo tiempo. Y cuando lleguemos al clímax de nuestra unión... entre sonrisas te recordaré, que sin importar lo pasado dije... ¡¡Que hoy te haría el amor!! Y como siempre, he cumplido mi promesa.