Bienvenidos a este humilde pero sincero espacio. Aquí escribo mis pensamientos, cosas que me preocupan, algunas vivencias, historias que conozco... lo que me dicta el corazón para compartirlo con otras personas, es una manera de saber que no estamos solos en este mundo virtual y poder hacerlo más real y cercano. Me gusta escribir y me siento bien haciéndolo, ojala estás letras lleguen a ustedes como yo quisiera. Siéntanse libres de comentar lo que deseen. Gracias por estar aquí.

miércoles, 28 de junio de 2017

En este momento de mi vida, no quiero casi nada

Vivir, es vibrar y sentir, es amar y gozar, es observar y superar, es dar y aceptar, es comprender que nuestro tiempo es lo único que poseemos para realizar plenamente nuestro ser. La fortaleza de un ser humano no reside en su capacidad de resistencia y supervivencia, sino en la capacidad de no caer en la negatividad y en la maldad durante las experiencias más duras y dolorosas de su vida...
Hay que vivir sin remordimientos aunque no entiendas el mal comportamiento de la humanidad, vivir sin rencor aun sabiendo que la ingratitud es el día a día, no podemos reprocharle a la vida por todos los contratiempos que se nos presentan porque a otros les ha tocado mucho peor. Hay que disfrutar de lo que se tiene porque no imaginas cuántas personas en el mundo viven añorando lo que uno reniega.
No podemos olvidar que una palabra de amor puede hacer milagros, que el corazón está tejido con hilos de oro por el creador, hay que dibujar con los más bellos colores nuestro mundo interior y jamás perder las esperanzas por muy duros momentos que tengamos. Hay que sonreír, no sólo para las fotos. Quedarnos con quien nos alcance, no con quien nos diga que lo esperemos.
Dios nos libre de los lobos vestidos de ovejas, del odio detrás de una sonrisa, de la envidia disfrazada de amor y la falsedad disfrazada de amigo. Sin duda o te haces fuerte o te joden como quieren. Tú eliges. Cuando te sientas demasiado grande, date un paseo por el mar para que veas, ¡¡Lo pequeño que somos!! Cuando digas "te quiero" que salga de tu corazón, y cuando digas "lo siento " que salga de tu alma, porque la confianza y el respeto, son los pilares que sostienen al mundo. Cuando estés comiendo, come. Cuando estés amando, ama. Cuando estés hablando con alguien, habla. Cuando estén mirando una flor, mira, ¡Atrapa la belleza del momento! Un instante es la eternidad. Eternidad es un instante. Cuando ves todo como un instante, comienzas a ver.
Yo amo la vida. Amo mi equilibrio inestable, entre sabiduría y locura, serenidad y rabia, silencios y discursos, amo mi pasión por el amor, por los míos, por el mar, por la vida aunque sea ingrata por momentos, amo todo eso que tengo por dentro porque me hace malditamente verdadera. La naturaleza me despierta gran admiración. Creo en la amistad, en los besos, en la lluvia, en las sonrisas, en los abrazos y en los secretos. En mi esfuerzo por crecer, y en mis ganas de crecer. Creo en la vida, y en la magia con la que toca todas las cosas.
Soy esa ave que ha cruzado mil pantanos, soy quizás ese fénix renacido y renovado, ni tan malo ni tan bueno pero sé mi punto exacto donde he vuelto a nacer. Soy como el agua cristalina no me escondo tras una fachada, lo que ves es lo que hay ni más ni menos. Soy exigente, directa, terca, a veces intolerante, un poco bipolar, vengativa en ocasiones, digo lo que pienso. No pretendo ser como nadie ni alcanzar los logros de nadie.
Defiendo lo que amo, no siempre contesto bien y muchísimas cosas más... pero mi vida es mía, no quiero parecerme a nadie quiero ser yo misma, caminar por este mundo dejando mi huella al pasar. Tengo un lado cariñoso, uno dulce, uno perezoso… tengo también mi lado enfadado, mi lado irónico, mi lado insoportable, y mi lado amable... Pero simplemente quiero ser yo con mis defectos y mis virtudes. Si no aceptas lo peor de mi carácter, seguramente no mereces lo mejor de mi persona. Les aseguro que cada uno tiene mi lado que se merece.
No soy tan buena como parezco, ni tan mala como algunos piensan... pero nunca voy a ser lo que otros desearían que fuera. Siempre existirá quien me critique sin motivos, quien me odie sin razones, quien me lastime sin darme explicaciones. Y cada cosa de esas me va a doler y hacer daño, pero las heridas sanan y uno aprende a vivir de ellas, como he hecho hasta el día de hoy. Porque gracias a cada cosa vivida hoy soy lo que soy... Una mujer fuerte y valiosa.
En este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de un amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. Honestamente, yo no tengo tiempo en odiar a la gente que me odia porque estoy muy ocupada amando a la gente que me ama.

2 comentarios:

  1. Así mismo es... en esta etapa solamente hay que preocuparse por ser uno la persona que quiere ser y vivir intensamente cada momento sin importar la opinión de los demás y compartir las alegrías con los verdaderos amigos.

    ResponderEliminar
  2. En la vida los costos son inmensos, las desilusiones mayores, pero sobre todo, cuenta los que se quedan a tu lado, esos serán tu aliciente, y ganas de continuar. Llega un momento en la vida que lo único que importa realmente es lo que uno quiere sin importar las opiniones.

    ResponderEliminar